jueves, 7 de julio de 2011

Cuatro años de viajes

Del blog El diario de la Pelusa nos llegan estas fotografías. Corresponden a una recopilación de su autora de cuatro años de viajes. Una vez más: muchas gracias por las imágenes.

Ibiza es referente como destino para viajeros de todo el mundo por su ajetreada vida nocturna. La isla ofrece también numerosas calas y playas para aquellos que buscan tranquilidad.
... ... ...

Kioto se considera el centro cultural de Japón, y tiene unos de los templos budistas, santuarios sintoístas, palacios y jardines más famosos de Japón.

Debido al gran patrimonio cultural de Kioto, la ciudad no fue bombardeada durante la segunda guerra mundial. Hoy en día, es la única gran ciudad de Japón que aún conserva numerosos edificios de preguerra, aunque la modernización supone la demolición progresiva del Kioto tradicional, que está siendo sustituido por nuevos estilos arquitectónicos.

El año 1998 Kioto fue conocida por ser la sede de la redacción del más importante tratado hasta la fecha sobre el cambio climático, el Protocolo de Kioto.
... ... ...

Tsukuba es una ciudad situada en la prefectura de Ibaraki, Japón. Es conocida por alojar a la Ciudad de la Ciencia de Tsukuba, una ciudad planificada desarrollada en la década de 1960.

El Monte Tsukuba es conocido por su santuario sintoísta con forma de sapo, que se encuentra cerca de la ciudad. También se encuentra allí el circuito de Tsukuba, un popular circuito que alberga el D1 Grand Prix y otros eventos deportivos de carreras de autos y motos.
... ... ...

Nikkō, literalmente ‘luz del sol’, es una ciudad de Japón que se encuentra en las montañas de la Prefectura de Tochigi, en la región de Kantō. La serie de santuarios y recintos sagrados que hay en Nikkō, así como los balnearios de los alrededores, hacen de la localidad un centro religioso y turístico muy visitado. El conjunto de templos y santuarios de Nikkō, fue inscrito por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en 1999.

En el mausoleo de Tokugawa Iemitsu unas escalinatas llevan al patio donde se encuentran las torres del tambor y de la campana, rodeadas de veinte linternas de piedra. La salida del patio es a través de la puerta Yashamon, llamada así por sus estatuas del espíritu guardián Yasha.

La puerta, llamada Ishidorii, tiene 9,2 m de altura y 13,2 m de ancho. Los travesaños son huecos, para minimizar el peso.

El blog del día: La nube azul

7 comentarios:

alvaro Locx dijo...

Pues después de este respiro mediatico del país nión luego del terremoto y lo de Fukushima es ver otra vez cosas lindas de Japón.

Observatorio Gay Granatense dijo...

¡Me iré de viaje! ¡Y amenazo con escaleras, jejejeje! Aunque te prometo que no serán las típicas escaleras de acceso a tal hotel o a cual monumento... serán escaleras curiosas, o no lo serán...

emejota dijo...

Gracias por la recomendación, preciosas fotos, visitaré a Pelusa. Beso.

Dirty Clothes dijo...

Qué envidia, cuatro años conociendo nuevos lugares...

dirty saludos¡¡¡¡¡

Stultifer dijo...

ALVARO - Japón no solo es destrucción. ero la destrucción es la noticia.

OGG - Recibiré las escaleras como si el más maravilloso regalo me trajeras. te darás cuenta de que fotografiando escaleras hay situaciones extrañas.

EMEJOTA - Pelusa es necesaria de visitar.

DIRTY - Algunos llevan toda la vida conociendo estupendos lugares. A mí también me da un poco de envidia, aunque no me quejo.

Ronronia Adramelek dijo...

¿Has estado en Japón? Yo no. ¿Tú crees que con las radiaciones será seguro visitarlo en los próximos, digamos... 50 años? Eso me enseñará, el próximo lugar que me apetezca visitar, lo hago aunque me tenga que endeudar viva porque aquí, o agarras la vida al vuelo o viene un desastre natural y te lo llena de isótopos del radio o del plutonio o del átomo radiactivo que sea.

Stultifer dijo...

RONRONIA - A diferencia de que he estado en Nueva York una o ninguna vez, en caso de Japón puedo afirmar que jamás he estado. Y no tengo intención. Casi que podría afirmar que mi próximo viaje será para asistir en septiembre al entierro de Fidel Castro.