jueves, 16 de mayo de 2013

Enterrando ordenadores robados

A las 10 horas de ayer, mientras personal del Cementerio Municipal Sara Braun trabajaba en la poda de árboles del recinto, se percató que al interior de ellos alguien había abandonado tres equipos computacionales (dos notebooks y un netbook). De inmediato se alertó a la Brigada Investigadora de Robos de la Policía de Investigaciones. Los elementos habían sido robados el domingo desde una clínica veterinaria que se ubica en Rómulo Correa al llegar a Bulnes. En horas de la tarde de ayer, el dueño de los computadores, Cristián Manca, llegó hasta el cuartel central de la PDI para reconocer las especies. “Es bueno que los hayan encontrado, por la información que contenían y estoy agradecido de la policía que los recuperó. Falta la cámara fotográfica, que es la más cara, porque de los 800 mil pesos en que están avaluadas mis cosas, 500 mil corresponden a la cámara”, calculó Manca, ratificando que el robo se produjo en una clínica veterinaria ubicada en calle Rómulo Correa y que pertenece a su esposa.

Encontrado en La Prensa Austral de Colombia

4 comentarios:

Roberto T dijo...

Sin duda un buen escondite. Creo que a nadie se le ocurriría buscar allí. Qué pillos los ladrones. Me da por pensar en cuántos tesoros debe haber escondidos en los cementerios, sin que nadie se sospeche lo más mínimo, y no hablo sólo de la vegetación, sino de los mismos nichos. No estoy defendiendo a los ladrones, ni mucho menos, pero como idea me parece brillante, y más cuando no se tiene a mano un paraíso fiscal... Un abrazo, Stultifer.

APU Barcelona dijo...

Vaya descubrimiento, por supuesto que la primera impresión del hallazgo es pensar que es material robado pero no deja de sorprender el lugar elegido para esconderlo. Un abrazo

Stultifer dijo...

ROBERTO T
Los mejores secretos se guardan bajo las losas.

APU
Desde el tiempo de los egipcios se guardan tesoros junto a los muertos

Uno dijo...

Seguro que ahora los documentos de los ordenadores están encriptados.