sábado, 20 de junio de 2009

Bodas, bodines, bodorrios y bodas de los demonios

Bodorrio: boda pobre y destemplada. Hay cuatro tipos de casamientos: bodas, bodines, bodorrios y bodas de los demonios". Los primeros, hechos a lo grande, eran "cara con cara"; los bodines eran "codo con codo"; los bodorrios eran de "¿qué trajiste, qué te dieron?"; las bodas de los demonios eran de "a repartir los muchachos".

Con estas formulillas se expresa la gradual penuria del convite. En la boda rumbosa los invitados están holgados, cara con cara. En la boda de menos posibles, ya se aprietan, codo con codo; en la categoría inferior, los invitados van como de rebatiña, a ver si sacan algo; en la categoría ínfima, ya los únicos que pueden sacar algo en limpio son los niños, más ágiles y entrometidos.

Los viejos y los viudos estaban expuestos a mortificantes cencerradas:
"¿De qué le sirve a Martín
haber comprado los pregones,
si a la entrada Monterrubio
le tocan los esquilones?
La pobre Florencia cómo había de dar
que en un burro viejo la iban a montar".

Antes, solía haber tres días de celebración en las bodas. Para las comidas, se solía hacer matanza, normalmente una ternera, o una ternera y un cabrito. La víspera, los novios iban casa por casa invitando personalmente a los convidados del día siguiente. En cada casa recibían algún pequeño agasajo (vino y pastas, generalmente). Luego se cenaba con rumbo, normalmente en casa de algún familiar de los novios.

Al día siguiente, los novios, separadamente, eran despertados con su desayuno de bodas, a base de chanfaina. Después venía la misa y la comida. Ésta podía celebrarse en casa de la familia o en la cárcel vieja, situada donde ahora está el ayuntamiento. Se ponían ollas de garbanzos y fideos, seguidas por jamón, carne y chorizo. El postre podía ser de arroz dulce y bollo.

Por la tarde había baile, con tamborilero y con rosca. El día siguiente (la tornaboda), se comían las sobras al mediodía, se hacían las fotos y, a veces, se repetía el baile.

En la noche de bodas y el día siguiente, los novios estaban expuestos a bromas y chanzas de diverso gusto. De una pareja se cuenta que, cuando volvían en auto de la ciudad donde habían ido a retratarse, el chófer pretextó una avería a la altura del prado; y los amigos de los novios, que estaban conchabados con él, aparecieron con un burro, que llevaba dos grandes cestos de las vendimias.

A la fuerza metieron a los novios, uno en cada cesto; no podían salir, de tan hondos como eran. Con el burro cargado así, un novio a cada lado en su cesto (y protestando airadamente), los amigos fueron en tropel hasta Calzada y pasearon en desfile por todo el pueblo. Otras bromas más habituales eran las de uncir a los novios con un yugo para que tiraran de un arado ligero.

Boda sin borracho, es un milagro.

Casamientos de parientes, tienen mil inconvenientes.

De tu mujer y de tu amigo experto, no creas sino lo que supieres cierto.

Sobre el sembrar y el casar, no quieras consejo dar.

No firmes sin leer, ni te cases sin ver.

Ir a la guerra ni casar, no se debe aconsejar.

Matrimonios por amores, causan muchos sinsabores.

Para regalo de boda, manda lo que en tu casa estorba.

Quien te visita en la boda y no en la enfermedad, no es amigo de verdad.

El blog del día: Ay ON tnego nu bolg

15 comentarios:

Logan y Lory dijo...

Vaya galería de eventos boderiles nos has obsequiado hoy. Hay donde elegir.

Un abrazo.

GAD dijo...

Te nos casas? XDDD

Winnie0 dijo...

No te sabía tan integrado con la jet set.....¡cómo se vé el nivelon...! jaja Recuerdos para todos ellos....Besos

Stultifer dijo...

logan y lory Intento perderme todos. Ya acude Mocito Feliz.

gad Tengo que decidirme con quién.

winnie Qué nivel, Maribel...

Thiago dijo...

te quieres casar conmigo? jajaja Cari, yo veo ahi una invitada con unas tetas que con esas ya comían todos los invitados, jajaja.

Eso si, me gustan mas esas bodas que dices tu que los camareros te lanzan los langostinos al plato en la distancia como encestando que las de ringo-rango por muy separados que esten los pititos invitados.... A mi me gustan las bodas gallegas: Cigalas y percebes, merluza de segundo y de tercero: callos y carne asada, jajaja Dejate de bodas mariquitas que te dan esencia se fua a la visión de una ostra marciana... que será muy mono todo, pero te quedas con un hambre de la ostia... Desconfía de las bodas en las que te ponen un plato cuadrado, jaja

En fin, parece que ls bodas no son bodas si no hay una escalera "pa la foto con la gorda de la tía Juana" jajaja

Bezos

Thiago dijo...

Ah y enhorabuena a Akira por su designación como blog del día. Hablando de bodas, Akira es uno de mis maridos, lo sabes, no?

Bezos.

Didac Valmon dijo...

tengo una boda el fin de semana que viene y tú contándome esto, manda huevos jajajaja

Aki®a dijo...

Estimadisimo Stultifer.

Es para mi un honor, enorme recibir este premio que por supuesto pondre en mi blog con un post que tengo preparado.
Escaleras? desde ahora tendras un aliado en America que te enviará todas las que componen esta enorme ciudad, todas las escaleras bogotanas que pueda capturar a traves de mi lente.


Un abrazo y de nuevo, gracias, gracias, gracias!

Pdata: Thiago no ha querido casarse conmigo, pero yo sigo insistiendo y espantandole todos los pretendientes, je je je.

embrujo dijo...

STULTI QUE RAZON TIENES SOBRE LAS BODAS.. NO ME GUSTAN NADA DE NADA Y PARA POSTRE EL 11 TENGO UNA DE LA QUE NO ME PUEDO ESCAPAR. UN ABRAZO QUE POST TAN GLAMOUROSO

Trufete dijo...

Aquí hacemos diferencia entre "ir de boa" (en plan garrulandia) o "anar de casament" (en plan elegancia y alta costura). Eso sí, la idiosincrasia de los invitados siempre es la misma.

Stultifer dijo...

thiago Algún día iremos a una boda gallega de plato redondo y con escaleras y tías juanas. Bonito marido tienes.

didac Aún tienes tiempo de quedarte en casa.

aki®a Vivan las escaleras bogotanas. Te tendré que nombrar corresponsal. Pues yo te nombro. Con lo de Thiago, insiste y si ves que no hay nada que hacer, busca otro.

embrujo Puedes ir con vestido de madrina llamando la atención. Te divertirías.

trufete Los que "van de boa" o los que "anan de casament" al final dejan la servilleta llena de la grasa del cordero que antes ha pringado su bocota.

Jaime Noguera dijo...

Madre mia...Ni el HOLA, oiga.

Stultifer dijo...

jaime Ya sabes que mi boda será en un pueblecito axárquico y como convite, una paella para 500 personas.

Alís dijo...

Lo de ir a una boda enseñando las pechugas ¿es políticamente correcto? ¿Alguien en ese bodorrio se enteró de cómo era el vestido de la novia? (pobre, con lo caro que le salió. A la novia, digo)

Divertida entrada

Besos

Stultifer dijo...

ALIS - Un año después de haber publicado esta entrada y releerla por tu comentario también he solltado una sonrisa.