miércoles, 26 de marzo de 2008

El ajedrez

Una bandada de monjas cruzó la carretera y sus almidonados griñones revolotearon sobre sus cabezas como las alas de las grandes aves marinas. Cuando atravesaron las grandes puertas de piedra de la ciudad, gallinas y gansos abandonaron prestamente el sendero, aleteando y chapoteando en los charcos de barro. Todas las mañanas las monjas se desplazaban por la niebla oscura que rodeaba el valle y, en mudas parejas, se dirigían hacia el sonido de la grave campana que llamaba desde las colinas.
Kathrine Neville
Ver el libro aquí. Hasta se puede leer...
Un relato de aventuras, misterio, amor… con el romanticismo añadido de los pueblos y gentes de Argelia, del desierto argelino y del Tassilli, lugares en donde se desarrolla buena parte de la novela, ingredientes que hacen de "El Ocho" un libro ideal para pasar un buen rato de ocio leyendo, descubrir un poco más el juego del ajedrez y quizás también para aprender un poco de matemáticas o de historia.

El Ocho. Autor: Katherine Neville. Editorial: Ediciones B. ISBN: 8466606882. Páginas: 649.

El blog del día: A mis 95 años

11 comentarios:

Adidas Superstar dijo...

Muy bueno el libro, Stultifer.

Hace años y años que lo leí, se va terciando una relectura ya.

Stultifer dijo...

adidas superstar
Me fascina el tratamiento de bandada de monjas y en mudas parejas. Todo un descubrimiento.

jose antonio dijo...

HOLA GUAPETON, BON DIA, COMO SIEMPRE MUY INTENRESANTE LO EXPUESTO NENE, EL AJEDREZ HACE CAMBIAR MUNDOS,,
CIELO NO VOY A ESTAR DE MOEMNTO, POR ASUNTOS PROPIOS Y MUERTE DEL PADRE DE MIAMIGO Y EL MIO QUE YA VEREMOS, NO TENGO EL PLACER DE DAROS MI LARGAS PALABRAS, ,CUIDATE,
BESOS
PEPE

Stultifer dijo...

jose antonio
Y es que temer a la muerte, atenienses, supone creerse sabio sin serlo, pues es creer que se sabe lo que no se sabe. Quiero decir que aunque nadie conoce la muerte ni sabe si, a lo mejor, constituye el mayor bien del hombre, casi todos la temen como si supieran con certeza que representa el mayor de los males. ¿Y no hay ignorancia más censurable que la del que cree saber lo que desconoce?. Sócrates.

Cuídate mucho siempre. Besos

jose antonio dijo...

XIQUI¡¡¡¡¡ ME ABRAZAS????
NENE ES IMPOSIBLE¡¡¡¡ HABLAR NI QUIERE¡¡¡¡ NO SE QUE FER TIO,,, SOCRATES ERA UN SABIO¡¡¡¡ TE DIGO QUE A LA MUERTE NO TEMO, PERO SI AL DOLOR DE LOS QUE NOS HACEN SIN SABERLO O POR DESPECHO, DE QUE POR SU AMARGURA ANTE LA VIDA NOS QUIEREN MATAR EN VIDA Y ME NIEGO¡ PERO ME SACA DE MIS CASILLAS, TIO, NO POT SER¡¡¡¡¡ ODIO ESTO, ODIO LA INQUISICION DE NO TENGO GANS DE VIVIR Y NOS AMARGAN, DE MATARSE SIN MAS Y LOS SERES QUERIDOS COMO NOS QUEDAMOS???
INCOMPRENSIBLE, DIOS ME LUZCA DE CRITICAR, NI JUZGAR, YA CADA CUAL QUE SE JUZGUE SU VIDA, LA MIA YA ME LA SE YO, PERO ES UN TEMA LA MUERTE Y MATARSE SIN MAS, NO LO ENTIENDO NI SE, NIP UEDO, PERO ESE DOLOR Y VACIO SI LO SE,,,, Y MUCHO,,, JO ME ABRAZAS???

GRACIAS¡¡¡¡¡¡ES LUCHAR CON GOLIAT Y DAVID YA CONSIGO MISMO TIENE,,
BESITOS Y NAZCA SIEMPRE EN TI EL DESEO DE CONQUISTAS,
MUAKK

Thiago dijo...

Me encantó "El Ocho". pero tendré que volverlo a leer pq no me acuerdo de este pasaje... Claro no es lo mismo leer un libro que alguien te haga una lectura comentada...! Me gusta la figura del "relator" o algo asi... alguien que me leyera por las noches antes de dormirme, como una mdre cuenta los cuentos a sus hijos ...

Bueno, pues nada, aquí estamos otra vez... bzos.

Thiago dijo...

Ocho.

Thiago dijo...

Ah! el blog recomendado de hoy, ya lo concozco... hasta le dediqué un post yo tb. una vez, Mi abuela fantasma estaba furiosa con ese blgo, pq dice que ella (que tb. le escribe el blog un nieto) tiene mas éxito que nosotros, que yo solo hablo de mariconadas y que asi no hay manera... jajaj

No voy a dejar mi rastro en él pq se que tiene miles de visitas y no da a basto. ¡de todo el mundo la visitan!

bezos

Thiago dijo...

Noventa y cinco.

Stultifer dijo...

Thiago
69
Claro que si. Lo mejor es que alguien te vaya relatando un libro a la vez que te acaricia y estás a punto de quedarte dormido, pero no te deja porque acerca su mano hacia tu misma alma y te despierta los más encantadores instintos. También.
¡Ah! Ayer te vi pasear. Bueno, no eras tú ni estabas aquí, pero te vi en otra persona. No dejaba de mirarte preguntándome cosas. Todas eróticas, claro.

LomoNegro dijo...

De esta escritora he leído un par de libros más. Y tengo que admitir que me gustó "El círculo mágico" aunque emplea el mismo recurso de alternar pasado con presente (aunque no tan presente...).
Saludos.