sábado, 10 de enero de 2009

13 razones para sacar a Tintín del armario

MATTHEW PARRIS (THE TIMES - EL MUNDO)
LONDRES.- Sus aventuras, que cumplen hoy sábado su 80º aniversario, han vendido más de 200 millones de copias en todo el mundo y han sido traducidas a 50 idiomas. El éxito de Tintín parece no tener fin. Y sus enigmas tampoco.
Pero, ¿qué debate puede haber cuando las pruebas son tan abrumadoramente coincidentes sobre su orientación sexual? ¿Un joven frío y andrógino con tupé rubio que viste unos curiosos pantalones y bufanda y se introduce en la mansión rural de su mejor amigo, un marinero de mediana edad? Un muchacho de cara dulce dedicado en cuerpo y alma a un lanudo terrier blanco que parece de juguete, cuyos otros amigos íntimos son una pareja inseparable de detectives con bombín y cuya única amiga de verdad es una diva de la ópera... ¿Y me dicen entonces que Tintín no es gay?

Orígenes y educación
Un absoluto misterio. Tintín nunca habla de sus padres ni de su familia, como si tratara de borrar la propia existencia de un padre o una madre. Como confirmarán los psicólogos, esto es habitual entre los jóvenes, a algunos de los cuales les resultaría difícil creer que son realmente los hijos de sus padres. El síndrome del niño reemplazado por otro es una fantasía homosexual bien atestiguada.
Descripción de su 'padre'
Su creador belga, Hergé, realiza una única y enigmática referencia a los orígenes de Tintín: lo describió como recién salido de los 'boy scouts'.

Comienzos de su carrera
El 10 de enero de 1929, Tintín aparece por primera vez. Reparte propaganda católica en el periódico parroquial 'Le vingtième siècle'. En su tira cómica, visita Rusia (Tintín en el país de los soviets) para describir los horrores del bolchevismo. La temprana relación con la religión y la jerarquía eclesiástica son, me temo, muy habitual entre los jóvenes gays.

Periodismo
Definiéndose como periodista, el único comentario registrado de Tintín a su editor (al salir hacia Moscú) es "Te mandaré postales, y vodka, y caviar". Una curiosa observación para un joven reportero en su primer destino.

Momentos posteriores
Al aparecer unas veces como reportero y otras como periodista de investigación, la desconcertante ausencia de pruebas de que Tintín envíe alguna copia a diario alguno (con una excepción) o de la sensación de presión de un cierre en toda su vida siempre ha dejado perplejos a sus fans. Es posible despreciarle como mero diletante, pero es más probable que se tratara de alguna clase de espía. Mientras se confirma alguna remota relación con, por ejemplo, el espionaje británico, la inteligencia secreta siempre ha atraído a los homosexuales.

Circunstancias domésticas
Tintín no se muda a vivir con su amigo marinero, el capitán Haddock, hasta 1940 ('El cangrejo con pinzas doradas'). Como suele ocurrir con las parejas gays, se corre un tupido velo sobre la manera y el lugar en que la pareja se conoció, pero Tintín y su perrito Milú son invitados a compartir la casa de campo de Haddock, Marlinspike Hall. No obstante, la relación es claramente recíproca pues, aunque cuando Haddock se encuentra con Tintín por primera vez (antes de la jubilación del capitán) él está entregado a la bebida y se encuentra emocionalmente inestable, con el paso de los años se tranquiliza, sienta la cabeza y finalmente queda ennoblecido por la compañía de su joven amigo cuando, en Tintín en el Tíbet, se ofrece a dejar su vida por él.

Hernández y Fernández
Tintín se encuentra por primera vez con la pareja de los flamantes bigotes en un crucero de 1932 ('Los puros del Faraón') y aprende a distinguirlos por las diferencias de sus mostachos. La vida de Hernández y Fernández es algo así como una fiesta de disfraces: les encanta ponerse vestimentas exóticas y una vez son atacados en la calle por los atuendos de ópera china que llevan (como en El loto azul). En otras ocasiones, se les ve (a menudo con sus bombines característicos todavía puestos) con trajes de baño a rayas y una variedad de vestidos folclóricos, siempre absurdamente exagerados. No hay evidencias de que ninguno de los dos se fijara en las mujeres, y mucho menos de que tuvieran novia alguna.

Milú
El único mamífero macho indiscutiblemente heterosexual de todo el universo de Tintín. Lo sabemos por la tendencia de Milú a distraerse con las perritas que encuentra: una tendencia continuamente frustrada por Tintín y por las tramas de Hergé. Este perro despierta compasión, desgraciadamente honesto y atrapado en una red de machos humanos homosexuales.

Peggy Alcázar
Muy lejos de ser una bruja, la única mujer de alguna remota importancia en la vida de Tintín es una marimacho total con rulos. Peggy Alcázar, la esposa del general Alcázar, malvada, bebedora, fumadora de puros y poseedora de un cabello llameante, podría perfectamente haber sido lesbiana.

Rastapopoulos
Ni siquiera el malvado archienemigo de Tintín, un empresario y narcotraficante de película que fuma puros (su alias es Marqués de Gorgonzola), con quien se encuentra por primera vez en un banquete en Chicago ('Tintín en América'), le da nunca a la rubia que lleva del brazo, la típica chica del gánster, lo que podría esperarse de él. Se queda soltero.

Bianca Castafiore
El ruiseñor milanés es el único personaje femenino sólido y recurrente de la vida de Tintín, y su única amiga identificable. Una bruja donde las haya. Con su grueso cuello y su lunar, esta diva vanidosa y sobreinterpretada, dotada de una voz estridente, ama a Tintín de verdad. Es significativo que Bianca se niegue a recordar el nombre del capitán Haddock y le llame Maggot, Hammock y Havoc. Igual que el hecho de que Haddock deteste incluso su mera visión. Aunque quizá lo más relevante de todo es que Hergé, el creador de Tintín, detestara la ópera.

Chang Chong-Cheng
Es el joven chino que conoce Tintín en 'El loto azul' cuando le rescata de perecer ahogado, y que más tarde se le aparece en sueños. Por él se dispone a dejar su vida y finalmente le rescata en Tintín en el Tíbet. En esta historia, Tintín oye hablar de un accidente de aviación y sueña que su amigo Chang se encontraba a bordo, pero ha sobrevivido. Se embarca en una odisea camino de Asia para encontrarle. Sólo tres veces en su vida se ve llorar a Tintín: la vez que lo hace con más emoción es cuando se convence temporalmente de que su amigo Chang ha muerto. Pero Chang está vivo, según sospecha Tintín cuando encuentra el osito de peluche de éste abandonado en la nieve.

Solo me he limitado a copiar un artículo del periodista de la BBC Matthew Parris, que sostiene que no debe haber dudas sobre la verdadera inclinación sexual de Tintín. Allá cada cual con sus conclusiones.

26 comentarios:

dvd dijo...

Yo no tengo duda alguna. Descreídos remítanse al look clónico de un tal Jimmy Sommerville...

Julito dijo...

Una de las cosas de las que más me arrepiento es de no haber visitado el museo del comic (sobre todo de Tintin) cuando estuve en Bruselas.

Habrá que volver

Bruto dijo...

Me he leído y releído Tintín casi desde que aprendí a leer y jamás se me había pasado nada de esto por la cabeza, pero da bastante qué pensar; creo que a partir de ahora ya no lo voy a ver igual.

Javier Illán dijo...

No me ha gustado nunca el Tintin este. Posiblemente porque no se daba de mamporrazos contra otros personajes de su comic.


Saludos Paz

Stultifer dijo...

dvd
Mis preferidos eran Axterix y Obelix, pero Tintín me pareció siempre un pijo listo que me caía mal.

julito
No te arrepientas, tienes la solución: Volver. Una vez allí, pégate bien a la pared.

bruto
Hasta las miradas en los dibujos te van a parecer diferentes.

javier illán
Es que es belga...

Sero dijo...

mi favorito siempre fue milú. igual yo he estado siempre tan salido que me vi reflejado en él

ADRIANO dijo...

De pequeño no hubiera llegado a ese tipo de conclusiones, al igual que tampoco lo hubiera hecho con Batman y Robin, mi inocencia me lo hubiera impedido. Parece que ha llegado el momento de releer esta saga, quizás encuentre algún paralelismo con mi propia vida...

BIRA dijo...

Dior te ampare de que mi Costillo lea este artículo, jaja. él que idolatra a Tintín sobre todas las cosas (me temo que incluso sobre mí, ains, qué cruz).

Stultifer dijo...

sero
Milú es el que llegaba a todas partes y el que tenía menos agobios.

adriano
Bendita inocencia.

bira
¿Crees que el Costillo va a dejar de idolatrar a Tintín porque sea gay? Que se lo haga mirar.

Bruno dijo...

mmm... cuando los argumentos hablan, creo que no hay mucho que discutir. Definitivamente tintín es marica y, al parecer, definitivamente el capitán Haddock es su amante. Muy buen analisis el de la periodista esta de la BBC.

Salu2

Stanley Kowalski dijo...

Lo que diga no sería objetivo, nunca me gustó.

besos.

Jaime Noguera dijo...

Me encantó este post.

Stultifer dijo...

bruno
Efectivamente: esa es la conclusión.

stanley
A mi tampoco me gustaba Tintín.

jaime noguera
Solo transmito. No doy opinión.

Angel dijo...

¿De verdad nos importa la inclinción sexual de nuestros iconos? Para mi es algo que no pasa de lo anecdótico, que pefila si quieres un poco más un personaje pero que nunca en una persona con una mentalidad actual y abierta condiciona su admiración por él. Tintin a mí..., ni fu ni fa. Pero vamos eso es otra cosa.
Un saludo.

Stultifer dijo...

ángel
A mi sí me importa e influye la inclinación sexual de los iconos. Y más si son de la infancia.
!!!Cómo me hubiera gustado que Mogwly se hubiera quedado con Baloo en lugar de irse al poblado humano de la mano de una niña¡¡¡

tertulias para perogrullos dijo...

Hombre, yo lo veo algo rebuscado jajaja, porque claro, si Hergé pinta Tintín como un putero que se tira a todas las pivas con las que se topa, no se yo si se habrían vendido tanto.
De todas formas, tal y como lo pintas tú y el periodista de la BBC este, la verdad, Tintín es gay jajaja.
Te dejo un meme en mi blog, pásate por él cuando puedas.
Ciao

Thiago dijo...

JODER, cari vaya post tan currado, no? lo que has trabajado. luego te quejas d estar estresado.

Bueno, al lío. Tengo que reconocer que a mi me la trae floja, y es que Tintín nunca me hizo mucha gracia, la verdad. Es que a los franceses no les acabo de pillar en humor. Bueno Asterix y Obelix si que me gustan pero Tintín nada. Y eso que tuve dos novios franceses. jajaja. Por ejemplo a la gente les gusta Amelie, y a mi me parece un pestiño de película, jaja

Bezos.

Stultifer dijo...

tertulias
Yo no opino sobre el asunto. Solo me he limitado a transcribir un artículo. Y creo que es verdad: era gay.

thiago
¿Currado? No. Ha sido sencillo. Totalmetne de acuerdo contigo. Pero Tintín no es francés: es belga. De ahí su predilección por las patatas fritas (Dicen que las inventaron ellos)

hm dijo...

Yo he sido siempre de Asterix... nunca me gustó Tintín, me parecía un saborío.

Stultifer dijo...

hm
Un redicho repeinado de los que usan polos lacoste con el cuello levantado.

Tarn dijo...

Tantas cosas de tintín por mi casa... Estaba claro que tenía que haber alguna razón subyacente^^

Stultifer dijo...

tarn
Ni subyacente ni nada por el estilo. Que ya no hace falta demostrar nada a nadie: solo hay que comprar un tebeo de Tintín.

shysh dijo...

Si usáramos el mismo tipo de anal-isis que hace Parris para otros tebeos e historias podríamos deducir con la facilidad con la que él lo hace que Pepe Gotera y Otilio eran una pareja gay chapucera y poco glamurosa, que Mortadelo y Filemón son una pareja gay armarizada y mal avenida, que Holmes y Watson compartían algo más que casa, que Batman y Robin reproducen el modelo griego de señor sabio rico con amante joven. Todos ellos comparten vida y aventuras y no se les conocen noviazgos con el otro género ni se les van los ojos detrás de las chatis.
En una cosa estoy de acuerdo: Los Hernández y Fernández son unas bigotudas a la vieja usanza con disposición para ponerse lo que les viene de paso, lo cual trasladado al deseo de Parris de demostrar sus teorías (no originales por cierto) les convertiría en unas bigotudas con pasión por lo trans.
Otros han analizado Tintín desde la óptica colonialista y también se llevaban el agua a su molino.

Siempre me he preguntado hasta qué punto un autor es plenamente consciente de la ideología que imprime a sus obras, sin contar por supuesto aquellas que son creadas como propaganda.

Stultifer dijo...

shysh
Y no hablemos si los análisis los hicieran feministas alborotadas ya que en ninguna de las historias mencionadas aparece ninguna mujer como protagonista.

GusPlanet dijo...

JAJAJAJAJAJA Un año después de publicado he leído éste reporte, gracias a los 'cuadritos' que aparecen en nuestros reportes actuales y la verdad que he disfrutado (y reído) tanto con el reportaje del tío inglés (que no me caben dudas también es 'loca' y de las malas por mardar al frente al pobre Tintín), como por los comentarios tuyos y de tus amigos: realmente todo el conjunto es 'sabrosísimo', no tiene desperdicio!

Stultifer dijo...

gus Tomémoslo con unas risas.