miércoles, 14 de enero de 2009

El faraón perdona al copero y ordena la ejecucion del respostero

Tras el incidente con la esposa de Putifar, José fue enviado a la cárcel. No mucho después, ingresaron también en ella el jefe de los coperos y el jefe de los reposteros del faraón. La misma noche ambos tuvieron un sueño que los abatió profundamente. Por la mañana, José les preguntó qué les pasaba. Respondieron los dos que habían tenido un sueño muy extraño. José se prestó a interpretarlos.
El jefe de los coperos hablo así: "Yo soñaba que veía una vid delante de mí y en la vid había tres sarmientos; ella como que florecía, salía su renuevo, maduraron sus racimos de uvas. Y que el vaso del Faraón estaba en mi mano, yo tomaba las uvas, las exprimía en el vaso del Faraón y le ponía el vaso en la mano".Y le dijo José: "Esta es tu declaración, los tres sarmientos son tres días. Al cabo de tres días el Faraón levantará tu cabeza, te hará volver a tu puesto y pondrás el vaso en la mano del Faraón como solías cuando eras su maestresala. Por tanto te acordarás de mí dentro de ti cuando te vaya bien y te ruego que hagas conmigo misericordia, que hagas mención de mí al Faraón y me saques de esta casa. Porque he sido hurtado de la tierra de los hebreos y tampoco he hecho nada malo aquí para que me metiesen en la cárcel".

Entonces habló el jefe de los reposteros y contó su sueño: "También yo soñaba que había tres canastillos blancos sobre mi cabeza. Y en el canastillo más alto había de todas las viandas de panadería para el Faraón. Y que las comían las aves del canastillo sobre mi cabeza". José respondió diciendo: "Esta es tu declaración, los tres canastillos, tres días son. Al cabo de tres días te quitará el Faraón la cabeza, te hará colgar en la horca y las aves comerán la carne de tu cuerpo".

Y, en efecto, las cosas sucedieron como las habían soñado los servidores del faraón e interpretado José. Tres días después, el rey organizó un banquete para celebrar su cumpleaños. Se acordó entonces de su copero y de su repostero y los mandó llamar.

El copero, es el individuo arrodillado que acerca una copa al anciano con turbante, que está rodeado por cuatro personas que tiran de él, condenado a muerte. Que el destino de uno y otro estaba decidido de antemano se ve con sólo observar la manera en que ambos son tratados por la guardia en la escalera que los conduce de la cárcel a la presencia del faraón.

¡Putas profecías!

Jacopo Carrucci, Pontormo (1494-1557). National Gallery, Londres.

23 comentarios:

Bruto dijo...

¿Quieres que te cuente lo que he soñado esta noche?

Gus dijo...

Es cierto: Putas profecias!

... y se me ocurre además que el 'jefe de los reposteros' debió ser originario de Gaza, por eso el pobre el destino que le tocó en su suerte JE!

Thiago dijo...

¡No a la pena de muerte!

Stultifer dijo...

bruto
Lo estoy deseando. O me lo cuentas aquí, o me llamas, o me lo escribes, o me lo dices al oído. Yo he tenido fiebre y vuelvo con la gripe. ¿Será que me gusta?

Repregunto... ¿Me gusta que me cuentes tus sueños, que me los cuentes, la manera que tienes de contarlos...?

gus
Maldito faraón y su socio el desvela sueños.

thiago
¿Con carácter retroactivo?

Bruto dijo...

Rerrespondo: eso sólo lo sabes tú, pero que yo sepa, todavía no te he contado ningún sueño...

Didac Valmon dijo...

Estas historias bíblicas...luego vienen a decir que el gore es malo...pibre copero, quizá habiuedo sido chapero le hubiera ido mejor

Stultifer dijo...

bruto
Te dije hace poco que había soñado contigo. Fue el mismo día en que soñé que me había comprado un tren entero y que Renfe me prestaba las antiguas vías, ya que actualmente usa las de alta velocidad... Lo que no te dije es de qué era la temática. ¿Quizá me contabas sueños en mi sueño?

didac valmón
Te aseguro que como chapero hubiera cobrado más y hubiera disfrutado en cada una de sus noches.

Stanley Kowalski dijo...

Las profecías son todo un tema. Siempre es algo malo.

Lamento lo de la gripe. besos

Stultifer dijo...

stanley
Si sueñas con vino te salvas. Si eres un canasto de pan te cortan la cabeza.

caotico_jq dijo...

Es que los reposteros llevan muy mala vida, los pobres...

Tarn dijo...

Hombre, es que entre una copa de vino (véase un vino de cierta calidad, no un Don Justo) y un canasto de pan, no hay comparación :P
Besos!

Wilde dijo...

Decía la canción: quemamos con malas artes el espíritu del vino ... pues eso, ¿no?

anapedraza dijo...

Pues hay quien profetiza que no pasará la crisis hasta después del 2010, ¡puta profecía! u otro que dijo que no nos preocuparamos, que toda esta bien y que esas profecías catastróficas no iban a ocurrir, ¡coño, pues ha pasado!

Estoy contigo, ¡putas profecias!

Con Dios.

MIGUEL

(http://blog.iespana.es/anapedraza)

Javier Illán dijo...

Profecías y putas. muy de faraones. Diste en el clavo con el pie.


Un saludo. apz. zap. ¿alguien que no sea de Gaza sabe como escribir bien Paz??

Semana Onírica dijo...

las escaleras son accesos a niveles distintos de transcendencia. Uno asciende a los cielos, desciende a los infiernos; son ejemplos básicos. Pero no se queda sólo ahí. Las escaleras tienen barandales que espiralan al principio y al fin, escaleras de piedra, de madera, de mármol. El arriba y el abajo a donde conducen pueden ser ilusorios, y no siempre representan una dicotomía positiva o negativa. Descender puede ser internarse. Ascender puede ser expansión.

Saludos.

Santiago.

Stultifer dijo...

caotico-jq
Después del roscón de reyes, apenas tienen celebraciones hasta los huesos de santo, por eso se los cargan.

tarn
Si te escucha un alemán hablar así del pan en sus multiples variantes te degüella.

wilde
El vino se quema solo. Calientalo y acerca una cerilla.

anapedraza
Que el faraón aniquile a los crisistas. Vaya tribu que consigue amargar al más pintado.

javier illan
Y me lo destrocé. El clavo ganó al pie y lo hirió.

semana onírica
Dímelo a mi, que ando y desando entre las ascensiones y descensiones... Es la rutina.

BIRA dijo...

Tras leer esto miedo me da que venga alguien a pretender descifrar mis sueños!

Stultifer dijo...

bira
Así aprendemos a no contar los sueños a los seres superiores. Y menos delante de un descifrador.

Thiago dijo...

Y Freud, ese tuberculoso.... qué dice a todo esto?

nuse, aqui da como miedo comentar, con esa historia de Bruto soñando contigo, veo que este es un post muy personal.

Cari, vuelvo pq mi comentario de ants era un poco pobre, pero qué quieres, soy rencoroso, y cuando vi el tuyo... jajaja Lo siento, igual soy como el repostero que merece la muerte... jaja

El caso es que lo de repostero suena a algo militar no? eso se llama a uno que atiende a un militar de alta graduación... Pero qué qiueres.. a mi el copero me parece un puto colaboracionista, jaja

Bezos, te perdono.

Stanley Kowalski dijo...

Jajaja!!! Gracias por visitarme.

besos.

weblara dijo...

Las profecías me dan miedo onírico.
No me gustan las pinturas hiperealistas.
Besucos!

Stultifer dijo...

thiago
Yo quisiera saber qué soño el faraón esa noche. Pero el Génesis no dice nada al respecto.

stanley
Un placer visitarte. claro.

weblara
Tápalas con un tupido velo.

hm dijo...

Siempre he pensado que conocer el futuro es un infierno en vida...