domingo, 22 de marzo de 2009

Máscaras

Mentimos. Nos gusta ser lo que no somos, nos gusta que los demás crean que somos diferentes o por lo menos como a nosotros nos gustaría ser o nos gustaría que nos vieran. Usurpamos identidades, usurpamos sentimientos y llegamos a invadir con las mentiras. Ante un rechazo social genealizado inventamos y creamos una nueva identidad. Queremos que los demás,y a veces nosotros mismos, nos vean como a lo idolatrado. Es un engaño. Se es lo que es y por muchas vueltas que le queramos dar, cuando nos miramos al espejo vemos la realidad, incluso mirándonos al espejo con los ojos cerrados.

Mentir es un recurso fácil de valer sin tener que pasar por esfuerzos ni penurias, aunque el precio que se corre es la posibilidad de ser descubierto. En esto sucede algo similar a la persona que lanza rumores falsos para disminuir a las personas que envidia: puede ser descubierto y la conducta desvelada, ir en su contra desprestigiándolo ante a los que quería influir.


Invadimos. Somos tan cretinos que invadimos vidas ajenas y buscamos un hueco en las vidas de los demás. Ante nuestra propia soledad necesitamos el apoyo logístico de otros. Da igual que sean nuestros conocidos o no. Ante la soledad interior, más vale tener en el pensamiento seres tan usurpadores como uno mismo.

La cucaracha común (Blatta orientalis), también conocida como cucaracha negra u oriental, llega a medir 3,5 centímetros de largo. El macho tiene alas cortas y no vuela; la hembra carece de alas. Se nutre de gran variedad de alimentos y no deja un olor perceptible.


Mendigamos. Pedimos amor con los brazos abiertos. Podemos ser asesinos en serie, pederastas, criminales, ladrones, timadores... Pero mendigamos amistad y amor. En el secreto mundo que nos hemos creado. ¿Quieres ser mi amigo? ¿Quieres ser mi seguidor? ¿Quieres enviarme escaleras?

Mío es el mundo: como el aire libre,
otros trabajan porque coma yo;
todos se ablandan si doliente pido
una limosna por amor de Dios".
Espronceda


Actuamos. Buscamos un papel en la vida inventada que nos permita ese acercamiento hacia los demás. Da igual el medio que usemos, creemos que todo es justificado. Queremos ser todos el mejor actor del mundo. Nos da igual ser Laurel y Hardy, que Stan y Ollie.

Marlon Brando tuvo un gran éxito cuando actuó en la película de 1951 "Un tranvía llamado deseo", basada en la obra teatral que ya había interpretado. En el filme compartió roles con Vivien Leigh, Karl Malden y Kim Hunter. Fue nominado al Oscar como mejor actor principal por esta película, y los tres años siguientes recibió otras tantas nominaciones por su actuación en "Viva Zapata", "Julio César" y "La Ley del silencio".

18 comentarios:

Sero dijo...

el hombre más guapo del mundo

Bruto dijo...

Eso era un actor, y lo demás son tonterías. Y por cierto, yo soy uno de esos mendigos que mencionas.

Nyc dijo...

Cuántas cosas me has revuelto!
La de cosas que hacemos para que nos quieran un poco, aunque nos cueste reconocerlo

Stultifer dijo...

sero
-Gracias. Ah, ¿Que no me lo dices a mi? Vale, vale, pues nada, Otra vez será.

bruto
Pues tu pide que se te concederá.

nyc
Solo que hay veces que lo negamos, pero nos gusta que nos quieran. Y mucho.

Didac Valmon dijo...

quñe hombre más chachi Marlon...todos buscamos amor, todos incluso haciéndo escaleras...(no escaleras amorosas, no)

Stultifer dijo...

didac
Y el que diga lo contrario, miente.

Javi dijo...

Que gran interprete era Vivian Leigh. Y que guapa!!

Stultifer dijo...

javi
Y reconocida en su época.

kuoremio07@gmail.com.ar dijo...

Mentimos, invadimos, mendigamos, actuamos y para muchos " el fin justifica los medios " por un poco de amor!!

Besos y que tenga un amor de domingo!

Stultifer dijo...

kuore
Todo con tal de no dejar tranquilos a los demás.

Kena Siu dijo...

En pocas palabras manipulamos!!!
Para ser aceptados por los demas y por nosotros mismos...para no pasar desapercividos.
Como si de eso dependiera nuestra felicidad... que ignorantes somos a veces.

CHOPINGO dijo...

Genial,como todo lo que pones.

Carlos Pomare del entrañable programa radiofonico Polvo de Estrellas te enviadiaria,tantas en una sola escalera.

Stultifer dijo...

kena
Es la pura realidad. Pura manipulación de los sentimientos.

chopingo
Tanto halago me supera.

Thiago dijo...

Pero mucho sale Kowalski en tu blog, no? jaja

Bezos.

Stultifer dijo...

Thiago
¿Kovalsque? Ya quisiera quien sea el que indicas llegarle a la suela de los zapatos. Pues mira, no me había dado ni cuenta, pero ahora que lo dices, si. El tal Kovalqueste es uno de los que más mendiga, invade y actúa.

GAD dijo...

Culpable.
Culpable.
Culpable.
Y... Culpable.

Necesito Terapia.

Stultifer dijo...

gad
Todos y cada uno de nosotros tenemos la misma culpabilidad. Mis dos psicólogos no dan a basto conmigo. Uno por la mañana y otro por la tarde. Entre ellos creo que también se visitan.

BIRA dijo...

Qué buenísimo estaba este tío, virgensantísima!

Él y el Newman eran mis favoritos. Ains. todo se acaba