sábado, 11 de julio de 2009

El hotel del amor


El detective llegó pasadas las once de la noche. Horas antes había recibido una llamada debido a que se habían escuchado sonidos extraños en una de las habitaciones, en la que nadie se había atevido a entrar. Quizá un disparo, posiblemente dos. A partir de ahí llegó el silencio. Cada uno de los huéspedes se refugió en su cuarto menos Miss Andrea y su dama de compañía, que tomaban un té en la tranquilidad de la estancia. Tras realizar las pertinentes preguntas a los inquilinos, el inspector decidió llamar con los nudillos a la habitación de la discordia...

...Abrió la puerta una figura esbelta que llevaba en la mano una copa de champán. Algunos jamás han escuchado su sonido en la más bella noche de amor.

12 comentarios:

Malacay dijo...

me gusta y me pierdo

Winnie0 dijo...

Me ha gustado pero como tengo que poner el puntito de humor.....yo prefiero la sidra...es que soy así...Besos

Stultifer dijo...

malacay Intenta que no te encuentre nadie...

winnie Claro, con queso de cabra haciendo una emulsión y untado en pan tostado.

Solindonga dijo...

Coño, es bonito a más no poder.

Stultifer dijo...

solindonga ¿Imágínate celebrar una comunión en esos salones? ¿Dónde quedaría la belleza?

GAD dijo...

Bellísimo.

hm dijo...

Joder, qué bonito... no hace falta más para emocionar...

Stultifer dijo...

gad Romántico

hm Unas copas. Invito yo.

Thiago dijo...

Cari, este post es precioso... Hoy he leído un relato que ha ganado un premio de EL PAIS, de esos concursos de cuentos breves, ya sabes. Y el tuyo me gusta mas....

Bezos

Stultifer dijo...

thiago Malditos concursos amañados.

ana dijo...

hala, qué chuloooooooooo :)
cómo mola!!
muchas gracias por esa imaginación desbordante

la escalera es de un hotelito que se llama la Casa del Abad de Ampudia, una preciosidad de tres siglos y pico a la que le pega perfectamente la historia...

www.casadelabad.com

Stultifer dijo...

ana Lo desbordante es la salida del champán de la botella...