domingo, 13 de diciembre de 2009

El escalofrío


El portal de mi bloque es hortera. Antiguo aparthotel, conserva reminiscencias de principios de los setenta aunque el divertido estilo kitsch de la época pasó de largo. A unos sofás de skai polvorientos en el hall, unas flores de plástico imposibles y una descascarillada estatua de la diosa Iris, hay que sumarle ahora una churrigueresca decoración navideña. Iris, con un pecho descubierto, te conduce hacia una fuente que emana agua en forma de seta rodeada de unos ventanales que, con sus cortinas, azulean el patio de luces interior. Frente a la seta, desde hace casi una semana, plantaron una palmera en un gran macetón, emergiendo vigorosamente por el hueco.

4 comentarios:

Thiago dijo...

Bueno, creo que aquí hay un error. En decoración no hay más que esperar a que todo vuelva, y ese estilo que describe de sofás de skai creo que se vuelven a llevar... ya no digo nada del polvo, que el polvo (en el portal) se lleva siempre, jajaja

Bezos.

Stultifer dijo...

thiago La vida es una sucesión de errores que justificamos como aciertos.

Arguifonte dijo...

Un honor aparecer por aquí. Un abrazo.

Stultifer dijo...

arguifonte Me gustó mucho el relato y por eso pedí la escalera. Me encantó el escenario.