martes, 15 de diciembre de 2009

Miau


Acaríciale detrás de las orejas y en la garganta. Notarás cómo empieza a hacer un sonidito de comodidad y de placer. A mi gato le gusta. ¿Y a estas escaleras de gato también?

5 comentarios:

Winnie0 dijo...

¡acabaré con gato! Cada vez lo tengo más claro....bss

Stultifer dijo...

winnie Pues anota: Una caja para el pis, tierra absorbente, comida dura y blanca, juguetes, cepillo contra los pelos...

hm dijo...

Mejor terminar de vaca lechera... todo el día pastando, tirada en los campos, sin preocuparse de nada... ahhh, qué vida.

theodore dijo...

Y lo que duermen los puñeteros, 16 horas de media al día. Qué relax.

Stultifer dijo...

hm Ya se sabe: Más feliz que una vaca en un prado verde.

theodore Pero justo por la noche es cuando les da por correr por la casa.