sábado, 1 de mayo de 2010

El remate del tomate

En línea como las de la serie de hoy, nos llega otra escalera a ninguna parte. ¿Tienes prisa?

8 comentarios:

Juanjo dijo...

Al diseñador de esa cosa le deberian retirar la licencia:Aunque admito que este tipo de escaleras son las que mas juego dan

Stultifer dijo...

JUANJO - Eso no tuvo diseñador. Alguien decidió eliminar el acceso a la terraza o montarse un cobertizo.

Claudia Ibañez dijo...

Todo es arte...todo es arte...solo hay que tomar la forma de encararlo...y varios litros de wisky!

Stultifer dijo...

C;AUDIA - ¿Arte o equivocación?

Nano dijo...

HOLA!! Disculpa la demora en visitarte... últimamente dispongo de muy poco tiempo... Sin embargo, aquí estoy... Esas escaleras que no llevan a ninguna parte, que son como callejones sin salida, me parecen un tanto a ciertas situaciones que se nos presentan en la vida, donde no sabemos para que lado encarar, cómo afrontarlas... Recorrer esa escalera que termina dejandonos a la deriva es algo frustrante... Sin embargo siempre podemos dar marcha atrás y volver al primer escalón y desde allí tomar otros rumbos...

Gracias por tus comentarios en mi blog!!

Un fuerte y cálido abrazo!! Seguimos en contacto!!

Stultifer dijo...

NANO - Hola. Lo que no sé es qué es más difícil: intentar subir o bajar. En algunos casos, lo mejor es retroceder.

Adrianos dijo...

yo prisas no :-) pero ellos cerebro tampoco

Stultifer dijo...

ADRIANOS - Las que no tienen cerebro son las abejas que quieren vivir en mi casa. Insisten.