viernes, 7 de mayo de 2010

La secta

Peligrosas cual secta. Se mueven en las sombras, sigilosamente. Poco a poco abarcan territorio, inoculan su credo entre las mentes débiles, se atrincheran camino de tu cocina, pasando por el salón. Acechan a sus posibles víctimas en los mercados para ofrecerles una demostración. Rodean a las amas de casa con danza hipnótica y maravillas sin cuento. Reptan por la voluntad de las usuarias con gran artificio y una demostración de almuerzo. Son las huestes convencidas del milagro de la Thermomix.

Lo que no ha logrado Ferràn Adrià en años, este producto milagroso lo hace en una hora. Lentejas, guisados, ensaladas, tartas, pollo asado, qué se yo. Puedes meter las patatas sin pelar y mediante su inteligencia excepcional consigue hacerte un estofado. Qué digo sin pelar, sin sacar de la bolsa. Cuentan que hasta hace pizzas pero que por pura modestia y no ocupar sitio te las ofrece plegadas para tu comodidad. Es tal el fanatismo iluminado de sus seguidores que parece que plancha, limpia el suelo y lleva a los niños a la escuela antes de ponerse a cocinar. Un invento sin parangón.

Más por aburrimiento que otra cosa, tía Enriqueta aceptó la visita programada del vendedor, quien recomendó que avisara a vecinas y allegadas para dar más empaque a la demostración. Sin embargo, media hora antes de la visita recordaron que tenían el bingo de la parroquia, al que no acostumbran a faltar. Pensaron un medio para acortar la visita comercial pero nada se les ocurría. Finalmente, la Enriqueta llamó a su sobrino, que les ofreció una posible solución.

El vendedor llegó puntual a la vivienda. Se compuso la corbata y soltó la caja del producto en el suelo. Comprobó en su carpeta la correcta dirección y llamó a la puerta, que se abrió unos centímetros y tras la que asomaban varias cabezas.

- Buenas tardes, compartamos el milagro Thermomix – dijo a las señoras.
- ¿Tiene wifi? – preguntó una de ellas.

El pobre muchacho aún meditaba la respuesta cuando la puerta se cerró.

12 comentarios:

Adrianos dijo...

seguro que no tardan en hacerla con wi fi... patenta la idea YA :-)

Thiago dijo...

Jaja, cari, muy divertido, ya echaba yo de menos un post de estos de vez en cuando, jaja


Bezos

Juanjo dijo...

ja,ja,ja......y desgraciadamente es una secta que cada vez se extiende mas y es mas poderosa dentro de poco los pucheros y sartenes seran objetos de coleccionista

Claudia Ibañez dijo...

Jua, jua,jua...tuve que ponerme a buscar qué era eso...una porrrrquería parece...bah, para los que nos gusta cocinar y comer rico, al vendedor me lo hubieran largado a mí que así le iba a ir...pobre. (El tono de la publicidad en su página lo sacaste igualito!)

Stultifer dijo...

ADRIANOS - Imagina que puedes añadir ingredientes a distancia. Venga harina por el suelo...

THIAGO - Una vez más agradezco a todos los guionistas del mundo su forma de escribir.

JUANJO - A 600 euros la maquinita, quien la compra tiene que alabarla.

CLAUDIA - No difames. Termomix es uno de los mejores robots de cocina que tritura muy bien. Pero quien lo posee dice que hace unos macarrones estupendos y unas magdalenas sabrosas... Como recién salidas del horno, con su papelito y todo.

Montse dijo...

Mira por donde, soy de las antiguas y sigo con mis sartenes , cazuelas y ollas, pero si algun alma caritativa, me la quiere regalar, no le hare ascos, jejeje, entonces podria opinar sobre la termomix. Lo mas moderno que tengo , es la olla a presión.

Lakacerola dijo...

Jolin!! me estabas asustando, fui a una reunión de esas y después de la contestación que le pegué a la vendedora no me volvió a hablar

Stultifer dijo...

MONTSE - No neguemos los avances, pero no afirmemos que lo último es lo mejor.

LAKACEROLA - Es que eres mala. A las vendedoras hay que decirles que su producto es el mejor.

El blog de Tetuán por BeaBurgos dijo...

Jajaja... nunca he entendido la locura de la Thermomix. Me parece un cachivache más que ocupa espacio en la cocina y te juro, he sido de las pocas que se ha negado al ofrecimiento de la madre, la tía, la abuela de "te regalo una Thermomix. No es fácil oponerse a "la secta". Me has hecho reír con esta entrada, sí señor, muy buena...

Stultifer dijo...

BEA - El día que mi hermana me contó por primera vez que la Termomix hacía croisant le dije que si también les daba también la forma. Lo que no saben (no quieren) decir es que la termomix es una batidora y mezcladora buena que prepara las masas que luego tienes que trabajar y meter en el horno... ¿Macarrones gratinados? Más bién será puré de pasta italiana...

theodore dijo...

Muy divertido, sin duda. Algún día las Thermomixes dominaran la tierra (lo que no se es si antes o después de los besugos).

Stultifer dijo...

THEODORE - Tengo tanto tiempo libre que creo me voy a dedicar a vender Termomises por las calles.