domingo, 24 de octubre de 2010

Que levanten la mano

Parece que no hubo unanimidad en la reunión y no todos salieron igual de satisfechos. Noticia

12 comentarios:

Xim dijo...

He leído la noticia y he de confesar que nunca antes había oído hablar de "políticas cambiarias", sí en todo caso de "cambiables"... Cuánta fantasía ponen los redactores que hasta se inventan adjetivos!!!... Y es que esto de la política tiene mucha fantasía, porque hay que tenerla para vivir del cuento...

Juanjo dijo...

Podrian levantar la mano....pero para despedirse y dejarnos en paz de una vez

emejota dijo...

Ja,ja, Hoooola....Algunos son tan vagos que ni levantan la mano. Un fuerte abrazo.

Stultifer dijo...

XIM - Noticia de domingo, políticos de domingo, periodistas de domingo, fiestas y dietas a cobrar a fin de mes. Los redactores deben inventar la historia inexistente. Quizá con nuevas palabras.

JUANJO - Tendrían que levantar los dos pies y caerse.

EMEJOTA - Los que no la levantan deben ser los sordos.

Enrique dijo...

Yo creo que unos son tan tontes que ni han entendido cuando era el momento de levantar la mano para sacar la foto...ejejejejej ;)

Stultifer dijo...

ENRIWUE - Les falló la traducción simultánea. Creo que la pregunta era ¿cuántos lobitos tiene la loba?

Montse dijo...

ME RECUERDA A MI NIÑEZ, QUE NOS HACIAN LEVANTAR LA MANO, Y TE DECIAN" SI SE PONE ROJA ES QUE MIENTES".¿ CUANTOS MIENTEN AQUI?.

Stultifer dijo...

MONTSE - Los que no la levantan son mentirosos por ellos mismos.

Thiago dijo...

Es imposible que estos ya satisfagan a nadie, cari... salvo a los bolsillos de los mismos siempre.


Bezos.

Stultifer dijo...

THIAGO - Faltan proporcionalidades o yo solo veo un par de faldas

Delio dijo...

Deben ser personas muy importantes.. "la noticia" no la puedo leer, no me entra. Como los brócolis cocidos...
no puedo.
El G-20 parece como un avión muy grande e importante, ¿no?

Stultifer dijo...

DELIO - Son tan importantes como el sueldo que cobran y las decisiones que toman. Ahí radica la norma. El G-20 es una gran mentira.