lunes, 6 de diciembre de 2010

Peeling del Instituto Médico Láser

Me envía un recorte Thiago en el que se indica que para rejuvenecer una escalera hace falta lija y mucha paciencia. Pero si está bien construida, el resultado es "muy agradecido". La doctora Josefina Royo de la Torre, directora de la clínica de estética que ocupa el antiguo palacio de la marquesa de Oliva, se quedó "muy sorprendida" al ver que debajo de la maltrecha escalera de su palacete apareció una que parece nueva. Es imposible no caer en la metáfora: para instalar las salas en las que se depila, levanta, estira y alisa la piel, primero hubo que decapar, lijar, inyectar y sanear las paredes. Leer

10 comentarios:

Xim dijo...

Si la fogofobia consiste en el miedo al miedo, ¿cuál será la palabra para definir cuando alguien decide rejuvenecer en un ambiente rejuvenecido? ¿la rejuvenefilia?....

Josito dijo...

Má que nada, le han vuelto a dar vida a un edificio.
Para que luego digan que son seres inertes.
Saludos.

Stultifer dijo...

XIM - Ha sido como operar un tabique nasal.

JOSITO - Menos mal que los cuidan.

calamarin dijo...

Me apunto el nombre y la dirección hay algunas cosas de las que hacen en ese sitio, que vendrían muy bien...

Stultifer dijo...

CALAMARIN - ¿Quieres colaborar en la reforma del palacio con tus facturas?

emejota dijo...

Toda reparación, si fuere necesaria, me da lo mismo mientras sea armónica. ¿Será tan difícil? Un fuerte abrazo.

Stultifer dijo...

EMEJOTA - Sería contraproducente ir a arreglarse la cara y ver una escalera destrozada.

calamarin dijo...

a mi lo que me gustaría es retocar mi cansada carita, y que luciera con un aspecto mucho más luminoso...

Stultifer dijo...

CALAMARIN - El aire frío de la montaña tersa la piel.

Thiago dijo...

jaj una escalera tan noble a la que le inyectan botox, parecerá sin duda la escalera de la duquesa de Alba,

De la Oliva al Alba... casi me suena a aceituneros de jaén, ajajaj