domingo, 3 de abril de 2011

Bianca Castafiore

Robert Tenique nos descubre al personaje favorito de Hergé.
Nosotros hablamos de La Castafiore

Bianca Castafiore o La Castafiore es un personaje ficticio de las historietas de la serie Las aventuras de Tintín, del dibujante belga Hergé.

Es el único personaje femenino del elenco, y por lo general no sale bien librada en los guiones de Hergé, lo que le valió en su momento acusaciones de machismo y misoginia. En revancha, es uno de los personajes más recurrentes.

Bianca Castafiore es una cantante de ópera italiana conocida internacionalmente como el Ruiseñor de Milán. Su especialidad es el Aria de las joyas de la ópera Fausto de Charles Gounod. En consecuencia, sus apariciones suelen ir acompañadas de la frase que abre el aria: "¡Ah! Me río de verme tan bella en este espejo..."

La Castafiore viaja acompañada de su secretaria Irma y su pianista Igor Wagner. En algunos álbumes Bianca Castafiore muestra una actitud elitista y de un cierto desprecio a quienes no son de su condición.

El nombre de la diva, "blanca casta flor", en italiano, es una ironía que casa mal con su corpulencia y su carácter fuerte y desinhibido. También lo es el apelativo de Ruiseñor de Milán, ya que por lo general quienes están a su alrededor (y especialmente el capitán Haddock) no aprecian las cualidades de su arte, cosa que, por lo demás, a ella parece importarle más bien poco.

Se ha dicho que esa aparente fobia de Haddock/Hergé por el bel canto podría ser un guiño malicioso hacia el que fuera uno de los más cercanos colaboradores del autor, Edgar P. Jacobs, que había sido cantante lírico en su juventud.

Bianca Castafiore parece estar enamorada platónicamente del capitán Haddock, aunque nunca consigue pronunciar correctamente su nombre (Harrock, Karpock, Kodak...). Esta es, aparentemente, la única presencia del amor en los álbumes de Tintín, lo cual ha sido objeto también de especulaciones diversas: a veces se atribuye a la misoginia del autor, que al presentar a las mujeres en sus historietas como meras figurantes (excepto la Castafiore) impedía que se presentaran situaciones de las que pudieran deducirse relaciones entre sexos.

El blog del día: Patada a seguir

11 comentarios:

Alforte dijo...

¡Qué recuerdos! Voy a revisar mi colección. Mi favorito "El secreto del unicornio" y la Castafiore maravillosa!!!! junto con el doctor Tornasol los que tiene más gracia!!!

Stultifer dijo...

ALFORTE - Los unicornios siempre han tenido secretos.

Observatorio Gay Granatense dijo...

Querido STULTIFER: Te he mandado al e-mail una pequeña galería (5 polaroids de las mías) con algunas escaleras granadinas, curiosas por la santidad de quienes las pisaron.... ya me contarás....

Stultifer dijo...

OGG . He recibido las escaleras granadinas. Preparo una entrada con ellas para mediados de mes. Hay cola de tanto envío que recibo, pero se publicarán. Muchas gracias.

Rober Tenique dijo...

A Hergé se le ha acusado también de racista y pro-nazi, incluso en la historieta ésta de Las Joyas de la Castafiore los gitanos salen mal parados. Pero, al margen de estas especulaciones, creo que Hergé es un excelente dibujante y con un gran talento para la ficción. Stultifer, me ha gustado muchísimo esta entrada. Besos y muchas gracias por la parte que me toca.

Stultifer dijo...

ROBERT - Hace tiempo tocamos el tema de Tintín. Seguimos en la brecha y eso que no es uno de los personajes de ficción que más me agradan.

emejota dijo...

Recuerdos lejanos, pero bien agradables, gracias. Un fuerte abrazo.

Stultifer dijo...

EEJOTA - Yo fui más de Asterix, porque Tintín era demasiado intelectual.

DDmx dijo...

¡Me encanta Tintin! es superior a mi.

Thiago dijo...

EStá muy bien esta recopilación del amigo Rober, pero tengo que reconocer que nunca me ha hecho gracia Tintín, la verdad, jaaj Me pasó lo mismo con la peli AMELIE esa que le gusta a todo el mundo. Debe ser que mi humor (si tengo alguno, claro, jajaj) no es muy francés,


Bezos.

Stultifer dijo...

DDMX - SI te gusta Tintín, te habrá encantado.

THIAGO - A mi tampoco me entusiasmaba ese muñeco. Pero no es francés. es belga. Y tampoco me agradó Amelie, menuda cabrona.