domingo, 21 de abril de 2013

El cementerio vacío


Ramiro Pinilla (Bilbao, 1923) se dio a conocer como novelista con Las ciegas hormigas (1961), obra con la que logró el premio Nadal y el de la Crítica. A pesar de este brillante arranque de trayectoria, el escritor permanecería durante treinta años seminolvidado en el panorama literario español publicando su obra en pequeñas editoriales hasta la aparición en 2004 de su trilogía Verdes valles, colinas rojas, premio Euskadi, Nacional de la Crítica y Nacional de Narrativa, al que seguirían otros títulos publicados todos por la editorial Tusquets. En 2009, Pinilla inicia una serie policíaca con Solo un muerto más, protagonizada por el librero Sancho Bordaberri y su dependienta Koldobike, trasmutados para la investigación en el detective Samuel Esparta y en una fiel secretaria, esbelta y temperamental, quien da inicio bruscamente a la trama al anunciar a su jefe: “Anoche ahogaron detrás de la iglesia a Anari, la más joven de Belarriena”.

Feliz día del libro.
  Seguir leyendo