lunes, 9 de junio de 2008

Escalera de mascarones

Imagen enviada por Jaime Noguera

Ayer domingo estuve en la Academia Naval de Mürwick, en Flensburgo, Alemania. Tenía uno de esos vuelos baratos de aeropuertos de segunda y trayectos sin azafatas ni mozos de equipaje y, ni corto ni perezoso, me planté en un día de lluvia en el país germano. Me dedico a guardar tazas de la colección City del Starbuck Café y me hablaron de la inauguración en Flensburgo de un nuevo local. De camino hacia un buen vaso de café que jamás llegaría ya que era falsa mi información, la típica "no files found", me adentré en la Academia Naval y estuve observando su estructura y documentos. Los mascarones que adornan cada tramo de barandilla de esta escalera me parecieron suficientes para haber realizado el viaje. Comí unos pretzels y regresé a casa. Aquí había hecho un día soleado.

El blog del día: Candy Floss Tokio Hotel

13 comentarios:

Javi dijo...

¡Tu si que te montas buenas escapadas!. jajaja

Stultifer dijo...

javi
Todo sea por una taza de la colección City.

EMiLiO dijo...

STUL, tu blog me parece muy interesante, pero sobre todo original, algo diferente más allá del convencionalismo que tenemos otros.

yo pensé en hacer algo, distinto, pero parecido en esencia, llevar mi caámara encima y hacer un foto cada día a algo que me encontrar en mi caminar diario, poco tiempo, y muchas cosas que hacer

Thiago dijo...

Aún estoy impresionado por la escalera de ayer...! la de hoy me parece de reminiscencias wagnerianas o vikingas... Pero pienso que el uniforme de marino alemán te podía quedar muy bien, cari, jajaja

Bezos

P.d. NO sé pq os da a todos por el Starbucks café...! literarios, que sois todos unos literarios, jajaaj

Jaime Noguera dijo...

Estuve en Bremen y allí, en medio de la plaza, junto a la estatua de los músicos, había un Starbucks.

Teníamos que salir en 15 minutos hacia el aeropuerto. Me metí en el Starbucks y pedí un ice macciato, que consumí placenteramente perdiéndome en la arquitectura del entorno.

Parece mentira que fuese hace dos días.

Muy bonita la página de la Kriegsmarine.

Me encanta ese edificio que visitaste, lo encontré en http://en.wikipedia.org/wiki/Naval_Academy_M%C3%BCrwik

¡Que te gusta la carne aria!

El Principe dijo...

Yo en cambio todo el día trabajando
Y... luego somos todos iguales.

Y, sí, stultifer; Yo doy el 100% en mi trabajo.

BIRA dijo...

Me encantaría hacer esas escapaditas, cinco o seis veces por mes. No pido tanto. Ains, verde de la envidia me pongo.

Stulti, me gusta esta escalera, más descansada, más relajada. Pienso en el vídeo de ayer y todavía me viene el vértigo. Confieso que no fui capaz de terminar de verlo porque se me iba la cabeza... qué mal ando!

Besos.

Jess dijo...

Es la primera vez que entro a tu blog y realmente te felicito por poder apresiar todo los momentos y formas que hay en algo tan cotiadiano como una escalera; y que a la vez puede dejar en evidencia tantas diferencias dependiando de muchas cosas.

Stultifer dijo...

Vengo de dar biberones de leche caliente a una cabra de 3 meses. A su lado tenía un ganso con el pico torcido, motivo por el cual vivía sólo, fuera del corralito, porque sus congéneres le picotean por rechazo.
Mucho viaje, mucho lujo, mucha escalera, pero donde soy feliz es rodeado de animales irracionales.

emilio
Eres muy amable. Intento no hacer de este blog un Diario de Ana Frank y simplemente cuento algo en 10 líneas cada día. A veces es cierto, a veces es falso, a veces es una mezcla. Como los mil tipos de café con leche existentes.

Thiago
A mi los uniformes me quedan genial. Lo peor es cuando me los quitan, que se los llevan a la tintorería, pero creo que lo hacen para no verme en bolingas. jajajaj.

jaime noguera
La carne aria y los rubios delgaditos. Ya sabes tú.

el príncipe
Necesitas unas vacaciones.

bira
Peor andarías si hubieras tenido tú que grabar las imágenes del paseo de ayer. ¿Un café?

jess
Welcome at home. Gracias por tus elevaciones y tus bajadas. Lo malo de este blog es que no suele haber ascensor.

Golfo dijo...

Escapadas... ya ni recuerdo que era eso, ah sí... desconectar de todo en un lugar diferente al cubículo que tengo y el Mercadona de enfrente.

Los animales irracionales son la mejor compañía...

Denis Fernández dijo...

Que lindo viajar como hacés vos y conocer tanto paisaje remoto. Estas escaleras me dan un poco de miedo. Son como las escaleras donde sólo bajás y nunca volvés a subir, no se ve lo que hay abajo y eso da impresión de infinitez absoluta.
¿Donde se encuentra el infinito? Ese lugar donde uno solo va para perderse y nunca regresar a su realidad cotidiana. ¿Alguien conoce ese camino? ¿Donde uno se esfuma y desaparece por arte de magia?

Stultifer dijo...

golfo
Prepara una bolsa con el cepillo de dientes. Sal de casa, cierra la puerta y coje un tren. Es así de fácil.

denis fernández
Cuando quiero desaparecer apago el teléfono, arranco el buzón y me voy a la playa. Al infinito.

shysh dijo...

Y si te digo que me recuerdan esas cabezas a los mascarones de las naves vikingas?
Me gusta el café pero no entiendo la fascinación por el Starsucks. Y esos precios, y los vasos de papel. Como que no.