viernes, 27 de junio de 2008

Paso a paso se avanza (III)

En casas pequeñas, casi todas alquiladas a estudiantes en invierno y a veraneantes en agosto, el acceso conviene más que se haga por el exterior. Para que sean menos pesadas, se llenan de agujeros. Los coches deben parar antes de iniciar el ascenso.

Puedes buscar la sombra cruzando esta escalera de bajada ayudándote por la barandilla de madera. Pura madera, puro madero telefónico adaptado al lugar.

O te vas de compras aprovechando el atardecer para evitar temperaturas agobiantes. El espacio vacío al sol se ocupa con vendedores en un ratito. Justo cuando llegue la sombra. Cinturones, tapas de botes de cristal, zapatos usados, dentaduras... primerísima necesidad.

Y la cocina, arriba, envuelta en azulejos estrellados. Sitio particular donde los haya en el que el maitre se ocupa de contarte, durante el tiempo que tú le permitas, todas las cualidades de la cocina marroquí: sopa harira, pastela, pinchitos, tajin, cous cous, dulces, tes de menta. Y claro, tienes que degustar todo.

Imágenes: Casa de Martil; acceso a apartamentos en el hotel Kabila (Tetuan-Martil); bajada al zoco de Tánger; restaurante marroquí.

El blog del día: Lucía Duque

14 comentarios:

Kiko dijo...

Veo que estás buscando en cada rincón. Gran labor periodística y fotográfica amigo Stultifer. Me gusta mucho esto de las escaleras.

Stultifer dijo...

kiko
Es fácil. Hay escaleras en todos los sitios, a todas horas, incluso en los sueños. Es llevar una cámara y disparar bajo las miradas extrañadas de los acompañantes, a los que se les dice: Es que últimamente me intereso por las escaleras.
Ahora, Marruecos. En breve, más sorpresas.

Javi dijo...

En todos los lugares tenemos necesidad de seguir ascendiendo e intentar llegar a lo mas alto.
Impaciente por conocer las nuevas sorpresas.
Un abrazo.

Stultifer dijo...

javi
Y bajar a lo más hondo. Ahí tienes a los arqueólogos que profundizan y profundizan en busca del gran tesoro. Y está, porque a veces lo encuentran.

BIRA dijo...

Nunca Marruecos me había parecido tan excitante. Con tus fotos y tus crónicas me está picando mucho la curiosidad.

Un besote.

Stultifer dijo...

bira
Cualquier lugar es excitante según los ojos del que observa. Descubre paso a paso cada rincón y se deleita con lo positivo.
Y eso que hoy ando enfadado con el mundo.

Thiago dijo...

pero cari, que te pasa..? pq estas tan enfadado, pq despues de estar en marruecos todo el día tirado a la bartola (o a la mohameda? jajaj) pues ahora has vuelto a chocar con la burocracia, no? jaja

Me gustan tus fotos, muy auténticas, y cada vez me pareces mas atractivo tu, Marruecos no, igual, jajajaj (Es por llevar la contraria a Bira, que me quiere mandar de vacaciones, jaaj).

bezos

Stultifer dijo...

Thiago
Chillo en silencio porque tengo en mi trabajo una almorrana que sólo molesta, pica, escuece y jode por los cuatro costados. Es una mala medusa que aparece en el momento en que uno se remoja los pies tras un día de calor en periodo de siega. Chillo en silencio por las injusticias: al enmendar la plana a los que no hacen nada meten en el mismo saco al resto. He perdido 40 centímetros de mesa, mi televisión la tengo descontrolada y justo frente a mi han colocado a la mayor estúpida que hay sobre la faz de la tierra.
Sin embargo, te aseguro, no tengo demasiado motivo de queja. Son ganas de irme otra vez de vacaciones.
Ah: tú me has gustado mucho siempre jeje.

BIRA dijo...

Stulti, a esa perraca mándala al carajo. Que nadie consiga amargarte el día. Que le den, y que no le guste.

Iago, eres un inmoral, andar difamándome de esa manera... cría cuervos! jajaja

Besos a los dos, par de calamares!

Stultifer dijo...

bira
¿En qué idioma? Te aseguro que en perfecto castellano ha ido al carajo a untar pan. Y si. Thiago es un inmoral, por lo que sea.

Jaime Noguera dijo...

¿Que te ha pasado en el currele lerele? Oye, no me di cuenta de que sacases tantas fotos durante el viaje.

Impresionante, como siempre.

Stultifer dijo...

jaime noguera
Todos los viajes tienen sus secretos y sus escapadas. Sus ganancias y sus pérdidas, incluso de camisa. Ahí está la aventura.
Sólo me quedan 6 días (un total de 42 horas) para volver a tomar vacaciones. Bruppp

Santiago A. dijo...

No es que las construcciones árabes sean mis preferidas, pero si que me llaman bastante la atención. Sus formas poligonales y mosaicos no escapan de la vista de nadie. Buen y curioso post.

Un saludo, yo subo!

Stultifer dijo...

santiago a.
Sube. Que desde arriba se ve todo más pequeño, hasta los males.