lunes, 30 de junio de 2008

Todas tienen un destino (VI)

Los baños públicos tienen horario de mañana para las mujeres y de tarde para los hombres. El espacio se reparte en tres zonas: fría, templada y caliente. El baño con cubos de agua a la temperatura deseada, recogida de una pileta, se efectúa en el suelo donde también se realizan los masajes. Las salas están en penumbra y sirven de lugar de encuentro entre los usuarios. Se inicia en la sala caliente para que los poros de la piel se abran. La relajación es en la sala templada y la fría sirve para entonar el cuerpo, vestirse y tomar un té antes de salir de nuevo a la calle.

Cualquier lugar es bueno para descansar en un país donde las prisas, el estrés y la ansiedad no forman parte de la estadística de sus enfermedades comunes.

En las celebraciones de la Fiesta del Cordero se guarda la piel, se cura, y se utiliza como alfombra. El ambiente familiar de los hogares es descalzo y se usan telas, lanas, alfombras y pieles para cubrir los suelos.

Después de cada bajada hay una subida, aunque sea muy pequeña la diferencia. Es facilitar el camino.

Imágenes: Subida a los baños públicos en Xefxauen; diferentes calles de la medina.

El blog del día: Pensamientos

16 comentarios:

El Principe dijo...

La relajación es en la sala templada. PAYÁ voy.
Saludos stultifer.

Stultifer dijo...

el príncipe
No tengas prisa en salir...

Wycherly dijo...

Que me imagino muy rico eso de relajarse, bonitas fotos.

saludos cuidate

Santiago A. dijo...

Muy impactante el cordero a modo de felpudo... Sin palabras!

Un saludo!!

Stultifer dijo...

wicherly
Respira hondo, hondo, cierra los ojos, olvida los ruidos...

santiago a.
Impactante es la Fiesta del Cordero en sí misma. La piel, en la entrada... quizá la sacaron para limpiarla.

Mario dijo...

Muchas gracias por todo. Te agradezco el detalle sin apenas conocerme.Ya quedas inmortalizado en mi blog.
Seguiré visitando esas calles de pasadizos para encontrar ese final esperado.

Besos.

No tengo novia dijo...

Es como si estuvieramos allí contigo.
Estás haciendo una gran labor.

Thiago dijo...

ya ves, relajados y sin prisas y sin tanto spa de diseño...!

Bezos, cari.

- YOGUR - dijo...

Reconozco que he viajado poco pero esta travesía, tan bien descrita me está maravillando :D Parece como si estuviera en vacaciones ya (Aunque me quede todavía... ¬_¬) Casi no me importa tener que subir tanta escalera porque sé que hay algo fascinante al otro lado de la puerta ;)

Un abrazo!

Kiko dijo...

Perdón por mi ausencia a lo largo de éste fin de semana. veo que andas explorando nuevos lugares allá donde vas. Amigo Stultifer, tienes una mente inquieta.

BIRA dijo...

Buff, según tengo hoy el cuerpo pagaría hasta lo que no tengo por una sesión completa (y con bises, please) de esos masajes.

Qué envidia más ponzoñosa me estás dando, Stulti... ains.

Stultifer dijo...

mario
Y en las intrincades callejuelas, seguro que una tarde nos cruzamos.

no tengo novia
Gracias. Lo de la labor me suena a punto de cruz o a los bordados de la abuela. Me agrada que te guste. Ya sabes, Stultifer, siempre buen anfitrión.

Thiago
Para que tú veas. Ni prisa ni limoná. Un té y unos vapores como vienen haciendo desde hace siglos.
Eso si; llévate toalla, jabón y tus materiales necesarios. Una vez entraron dos tipos muy modernos y preguntaron dónde estaban las toallas. Todos quedaron mirandoles.

yogurt
Y en el caso de que la puerta esté cerrada, llama. Siempre te abren.

kiko
Te echaba de menos. ¿Sólo la mente inquieta?

bira
Conozco los masajes masculinos, pero no deben diferir mucho de los femeninos. En pleno estado de relajación te crujen la espalda, las piernas, los nudillos, el cuello; hacen de ti una pelota de goma, te retuercen y golpean contra el suelo varias veces. Al final, cuando puedes respirar, el alivio es inmenso.

Wycherly dijo...

Mejor me compras un ticket y me voy para alla jajajaja .....

saludos lejanos!!!!

Stultifer dijo...

wycherly
Tienes todo el tiempo del mundo para realizar el viaje y tener mil aventuras.

Mario dijo...

Por un momento, mientras te leía, me recordó la película HAMMAN... Muy buena.
Tu recorrido, maravilloso como siempre... Estoy seguro que si me pierdo encontraré lo que deseo...

Besos.

Stultifer dijo...

mario
Para encontrar hay que perder