domingo, 15 de noviembre de 2009

La seguridad

Sent via BlackBerry from T-Mobile for MCarmen - Todo Madrid

Observe bien la fotografía. Vea cómo los vecinos del segundo piso en la imagen han colocado una barrera de protección para evitar que algún intruso acceda desde la escalera de urgencias hacia un domicilio particular. Nada mejor que cuidarse de los políticos, digo, de los ladrones. Que la diferencia la leí en el blog del Tito Carlos: A los políticos les elijes tú y los ladrones te eligen a tí.

El blog del día: La ciudad perdida de Nivorg

12 comentarios:

pop dijo...

Gracias por el premio "blog del día" :)

Winnie0 dijo...

Yo no me fío de unos ni de otros. Besos y feliz domingo

Didac Valmon dijo...

desconocía la diferencia entre políticos y ladrones, mira tú, pero es bueno saberlo apra evitarelos a todos

Stultifer dijo...

pop Un placer. Solo me falta tu escalera y que sigamos leyéndonos.

winnie Yo no me fío ni del frutero.

didac Hay que evitar a todos. Yo veo uno y subo corriendo hacia el ático.

Dirty Clothes dijo...

Gran sentencia... Pero sigo sin ver la barrera de protección de los vecinos del segundo y mira que he agrandado la foto... :P

dirty saludos¡¡¡¡

Stultifer dijo...

dirty Segundo piso, zona escaleras, hay un arco de 45 grados realizado con hierro para impedir el paso desde la escalera de incendios hacia la ventana más próxima. ¿Te lo marco en la foto?

tatojimmy dijo...

Me encantan este tipo de escaleras... son tan cinematográficas... ains. Y aireadas.
sip.

besos.

Stultifer dijo...

tatojimmy Son como llevar las bragas al aire.

Sr. Shysh dijo...

pues a mi estas escaleras me escaman. si yo tuviera una así en mi edificio estaría siempre al acecho, porque en bcn hay muchos manguis y ladrones de pisos.

Stultifer dijo...

shysh Dicen que son de salida de emergencia, pero quizá alguien las use para ascender.

Thiago dijo...

Bueno, no me extraña, en todas las pelis americanas, el asesino siempre entra -o sale- por las escaleras de incendios...

Bezos

Stultifer dijo...

thiago En el edificio en el que trabajo (y al que no voy desde hace un mes) las escaleras de emergencia están en el interior, y cada piso que bajas se van estrechando, estrechando. De miedo.