jueves, 25 de agosto de 2011

El palacio de la prostituta

A todo lujo. Piscina, mármoles, oro y toda clase de comodidades. Así era la casa de Aisha, la única hija de Muamar Gadafi de la que ahora, tras el asedio rebelde en Trípoli, los libios han empezado a conocer sus detalles.

Situada en el distrito de Fashloom, al este de Trípoli, su residencia ha sido bautizada por algunos como el "palacio de la prostituta", según publica 'The Times'.

Se trata de una mansión de tres plantas, rodeada de un exuberante jardín decorado con varias fuentes. También tiene una piscina interior, donde todavía flotan algunos juguetes de plástico que pertenecían a sus hijos, un gimnasio, una casa para invitados y una cocina de lujo.

Dentro, la casa está decorada con lámparas lujosas y todo el suelo está compuesto de mármol. Debajo de una gran escalera de caracol reposa el ya famoso sofá dorado en forma de sirena y con la cara de Aisha.

La residencia ha sido destrozada. Las revistas extranjeras que Aisha leía, los libros (sobre Osama bin Laden u otro titulado 'Cómo llegaron al poder los líderes árabes'), los diarios (como una copia de 'The Sunday Telegraph' de octubre de 2010) y algunos DVDs (entre los que destaca uno de ejercicios de Cindy Crawford) han sido examinados por los vecinos del barrio.

8 comentarios:

alvaro Locx dijo...

sin duda Moammar vivía como un rey, ese sería el menor de sus excesos.

Juanjo dijo...

Ya solo por el DVD se justifica el aaalto y destruccion del palacio

Observatorio Gay Granatense dijo...

Por un momento pensaba que estabas hablando del PP, y resulta que era del Palacio de la Puta, me despistaba el hecho de no ver gaviotas de oro por ningún lado, se ve que me hago mayor, ya me van a hacer falta unas gafas de vista cansada... ¡Qué veriamos si poudiéramos ver las entretelas de los domicilios de nuestros polítivos! Seguramente muchos P de las P....

Stultifer dijo...

ALVARO - Lo lamentable es la pobreza del país.

JUANJO - Loa países más pobres tienen locas excentrícas como ésta o como Imelda Marcos y su colección de zapatos.

OGG - No quiero imaginar algunos salones de los políticos españoles. Para hacerme una idea veo las fotografías del Hola y ya que quedo muerto.

Thiago dijo...

¿por qué los dictadores serán tan horteras? aja

Bezos.

tnf25 dijo...

lo que me enfada es la destrucción de estos lugares, los libertadores convertidos en saqueadores siempre me daran repulsión...

Uno dijo...

Thiago me ha hecho pensar mas que por qué todos los dictadores tienen tan mal gusto, si detrás de cada hortera no habrá un dictador en potencia que sería mucho mas grave.

Anderea dijo...

¿Y qué tendríamos nosotros si nuestro padre fuera un super poderoso dictador?

¿O simplemente, si tuviéramos el dinero que soñamos tantas veces tener?

Coincido contigo, Stultifer, lo más triste es la miseria del pueblo. Es todos los sentidos. En el material, desde luego que también. Ahora que la miseria de la misma hija de Gadafi, tampoco es pequeña.

Una más del pueblo medio de por estos lares.

Un abrazo. Me alegra que sigas coleccionando escaleras y comnetándolas. ¡Buen fin de agosto!