sábado, 5 de noviembre de 2011

Cuba - De compras o no

Mismamente eso: A trabajar duro. Es lo que se anuncia en este gran centro comercial Carlos Tercero de La Habana, del que hemos encontrado unas imágenes dignas de visualizar. Un recorrido en espiral hacia arriba nos hace ir viendo sus tiendas y sus interiores. para qué decir de la escasez de productos que, además, se pagan con Peso Cubano Convertible. Es decir: todo más caro e inaccesible para la mayoría. Un lugar para pasar la tarde, rodeados, como siempre, de consignas y recuerdos y vivencias de la revolución.

Y solo para visitantes y turistas, estos horrorosos cuadros multicolores que reflejan ensoñaciones caribeñas cuyo motivo principal es un almendrón y el elemento de fondo siempre es La bodeguita del medio. Pues si los venden es porque alguien los compra. De eso no hay duda.

Y si quieres un disco, CD o DVD. Aquí es el mejor lugar donde encontrar lo que encuentres. Me da que no hay muchas novedades. O quizá solo es para socios.

En la calle de San Rafael, entre el Hotel Inglaterra y el Gran Teatro de La Habana, centro neurálgico de las compras habaneras, hay cines, tiendas de artesanía, supermercados, cafeterías y tiendas de muebles. Entré en una para ver el estilo actual. Esto es lo que encontré.

Y retornando hacia el apartamento me metí en un mercado de carnes y verduras. Poca carne y pocas verduras.

El blog del día: El diván

9 comentarios:

tnf25 dijo...

es que de lo bueno , poco...

Stultifer dijo...

TNF25 - Y cantidad... la mínima.

Éreber dijo...

Es muy fuerte eso...como consigue la gente sobrevivir ?

Stultifer dijo...

EREBER - En la película Al fin el mar hay una frase que lo explica: "A pesar de todas las penurias, siguen existiendo, y alegres".

Ronronia Adramelek dijo...

Buenas, estoy de vuelta. Tenía que haber estado cuatro semanitas de vacaciones pero las cosas se han torcido una barbaridad, así que los únicos seis días que hemos estado fuera me los he pasado tratando de convencer a Iberia de que nos dejara montarnos en un avión para volver a casa antes de que la cosa se pusiera fea.

Me las prometía yo tan felices planificando una serie completamente plagiada de la tuya con las maravillosas fotos que iba a hacer pero ya dicen que la vida es lo que te ocurre mientras estás haciendo otro planes.

Me recuerda lo que cuentas un viaje que hice hace muchos muchos años a Rumanía. Entré a un centro comercial del tamaño del Corte Inglés. Había tanto personal como en el Corte Inglés o quizás más porque eran funcionarios pero los expositores estaban vacíos. En la gigantesca sección de zapatos había unos 8 pares. En la de paraguas habia tres. Un enorme vacío con un dependiente tras cada mostrador, un mostrador cada ¿5 metros?, sí sería algo así, y cuatro productos sueltos en cada sección. Era completamente desolador.

Stultifer dijo...

RONRONIA - Bienvenida. Por lo visto no supiste leer las señales que te avisaban de no realizar el viaje. Espero que tu pierna está mejor y no andes con muletas. Una pena que los planes no sean como se prevén pero hay veces que son así.

Yo tampoco se leer las señales. Soy muy cabezón y a veces ... pues eso: la vida es otros planes.

Uno dijo...

Antes de la "apertura" cuando existían las tiendas para turistas, los turistas nos pasabamos el día entrando en las tiendas para comprar cosas para los cubanos ya que se pagaba en dólares que ellos no podían tener legalmente. ¿Puedes creer que hasta vendían ventiladores? ¿Alguien se puede creer que un turista vaya a Cuba a comprar un ventilador? Generalmente comprabamos ropa horrorosa y carísima. Recuerdo en especial unos jeans marca Donna Summer que hacían furor.
Claro que fuera de esas tiendas era la nada. Recuerdo unos grandes almacenes donde en todo un mueble vidriera solo se exponía un peine. Una imagen que como ves se me quedó grabada.

Observatorio Gay Granatense dijo...

No piuedo opinar mucho del tema porque no sé si la pobreza del pueblo cubano se debe a la corrupción gubernamental (cosa que, con todo, dudo) o al celebérrimo e injustísimo bloqueo norteamericano, pero el ser humano siempre tiene más vitalismo e ingenio que las circunstancias adversas que le rodean...

Stultifer dijo...

UNO - Cada vez que voy de viaje me compro un ventilador de techo. ¿Tú no? Mi peripecia fue al querer comprar un DVD virgen. Como lo de tu peine, pero en el XXI.

OGG - Cuba es un país bloqueado al que apenas entran materias primas. Bloqueado por los EEUU y por ellos mismos. A veces, tanto orgullo de revolución les cobra factura.