lunes, 14 de noviembre de 2011

Cuba - El valle de los ingenios

Vista de la torre de Manaca- Iznaga, o torre vigía, desde donde se domina el Valle de los Ingenios. La leyenda cuenta que hubo dos hermanos que apostaron por amor, ver cuál de los dos conseguiría su logro antes. Uno de elos dijo que construiría la torre más alta; el otro, el mayor agujero en la tierra. El resultado mira al cielo.

Calificada en otros tiempos como la Torre de Pisa Cubana, debido a su ligera inclinación, la Torre Iznaga continúa siendo una obra majestuosa. Uubicada en el Valle de San Luis de la Villa de Trinidad, desde su posición se divisaban los verdes plantíos de caña de azúcar, cubiertos con unos 50 ingenios en su época de esplendor. La campana instalada en lo alto de la atalaya marcaba el trabajo de los esclavos, el fin de la jornada y la oración a la santísima Virgen en la mañana, el mediodía y la tarde; además, avisaba del peligro de incendios y esclavos escapados.

Está declarada Monumento Nacional. Tiene una altura de 45,4 metros y siete niveles. Para llegar a su punto más alto es necesario superar 136 escalones.

La Torre Campanario, que en los tiempos de la colonia cumplió además la función de atalaya y donde se concilian la maestría constructiva del artesano popular y anónimo que la edificó, con el gusto estético de su dueño, fue erigida en los años de la década del 20 o principios del 30 del siglo XIX. Devenida en símbolo arquitectónico-cultural de una región, fue proyectada como una sólida estructura repartida en siete niveles de formas geométricas que transitan desde el cuadrado hasta el octágono, con arcos espaciosos y una escalera interna desde la base hasta lo más alto. Una construcción de ladrillos de barro cocido y un mortero tradicional de cal y arena, unida a la ingeniosidad de sus fabricantes, la dotan de envidiable resistencia. Su diseño permite la circulación de los vientos en su interior, lo que la hace imbatible al impacto frontal de los mismos.

Y en uno de los ingenios, aún funcionan las máquinas que exprimen la caña de azúcar, solo para turistas. El molino, impulsado por fuerza humana, sirve de atracción a los grupos concertados que degustan el jugo de la caña recién exprimida.

Los nombres que tenían los ingenios en Sancti Spíritus en su origen eran Amazonas, Escambray, Jatibonico, La vega, Narcisa, Natividad, Nela, Santa Isabel, trinidad, Tiunicu y Victoria. Posteriormente fueron cambiados por el régimen de los Castro, al igual que se cambiaron sus explotaciones.

El blog del día: Signo de pregunta

8 comentarios:

Z dijo...

Oye Stulti, que digo yo que menos mal que fuiste a Cuba hace ya un mes y pico. Llevamos viajando gracias a tí desde entonces, jajajaja. El próximo viaje hazlo a un sitio con menos escaleras, jajajajajajajaja. No sé, a Venecia o Holanda, así un sitio planito XD Es por retarte, jajajajaja

Besooossss

Stultifer dijo...

Z - Llevo 24 horas diarias pensando en Cuba desde que regresé. Debe ser que me aburro demasiado en mi cotidianeidad que hasta me hice una cuenta de twitter.

Observatorio Gay Granatense dijo...

Pues si todas estas novedades se le ocurrió al hermano ingeniero de la torre, que tan bien describes... ¿Qué hizo el hermano del agujero?

Stultifer dijo...

OGG - Todos creen que perdió el amor de su amada y se enterró en las profundidades de su hoyo.

Dirty Clothes dijo...

Un lugar muy interesante, me gustan los sitios con historia...

dirty saludos¡¡¡¡¡

Stultifer dijo...

DIRTY - Todo tiene su historia. Hay que encontrar cada rincón.

El Pensador dijo...

Stultifer de esta debo contarte una anécdota...o no se si te la conté ya cuando me hablaste de la odisea tuya en Trinidad con mal de estomago y sin pastillas, jajaja.

Stultifer dijo...

PENSADOR - Reírse del mal ajeno no está bien.