lunes, 13 de agosto de 2012

Julián Gayarre

Un envío fotográfico de Didac Valmon

Desde el año 1901 la villa navarra de Roncal exhibe en el interior de su cementerio una obra escultórica de envergadura; nada menos que un mausoleo tallado por Mariano Benlliure, diseñado y colocado para cubrir y cobijar los restos mortales del tenor roncalés Julián Gayarre, fallecido en 1870.

El mausoleo fue expuesto en la Exposición Universal de París de 1900, donde resultó premiado con la Medalla de Honor de Escultura. No es de extrañar que la reina regente María Cristina quisiera instalarlo junto al Teatro Real de Madrid, pero la familia del tenor se negó y es el gran protagonista del pequeño cementerio de Roncal, a ochocientos metros del pueblo que vio nacer al gran Gayarre.

La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre emite en 1951 un billete de 500 pesetas, en cuyo reverso se ilustra el mausoleo que hoy nos ocupa.