martes, 14 de agosto de 2012

Una boda especial


Una pareja de la ciudad taiwanesa de Changhua (noroeste) utilizó seis vehículos de funeraria para su comitiva nupcial, despertando la curiosidad y extrañeza de sus conciudadanos. El novio, maquillador de cadáveres, y la novia, funeraria, se conocieron en el trabajo y desafiaron la tradición con una boda peculiar en la que las damas de honor llevaron vestidos negros de ritos funerarios. La esposa, ataviada con un vestido blanco de novia, dijo que no le importaba la atención ni las muchas miradas y comentarios de la gente, porque lo que buscaban era tener una boda "muy especial".