sábado, 2 de febrero de 2013

Carrozas

Una veintena de carrozas fúnebres, que forman parte de una colección única en Europa, se exponen en un espacio del cementerio de Montjuïc de Barcelona, donde podrán ser visitadas de miércoles a domingo.
La muestra consta de trece carrozas fúnebres, seis carruajes para acompañar a las familias a la parroquia y tres coches a motor, junto con los complementos que las ornamentan y que hacen posible su funcionamiento.
La inauguración del espacio ha sido precedida por el traslado de una de las carrozas desde la sede de Cementerios de Barcelona hasta el camposanto de Montjuïc.
La Carroza de la Estufa, la más destacada de la exposición y que llevó los restos del político Enric Prat de la Riba o del escritor y pintor Santiago Rusiñol, ha sido la que se ha utilizado para el trayecto, tirada por cuatro caballos y con personas caracterizadas de época.
Otros vehículos importantes de la colección son la Grand Dumond, de origen francés; la Gótica, utilizada sólo en tiempos de Cuaresma y Semana Santa; y la carroza Imperial, que en el año 1986 condujo hasta su sepultura los restos del popular alcalde de Madrid Enrique Tierno Galván.

2 comentarios:

Uno dijo...

Pues pensaba pedir que me incineraran pero irme de este mundo en La Imperial tampoco me parece mal. Me lo pienso.

Observatorio Gay Granatense dijo...

¿Ves? ¡Qué poco ha cambiado todo desde esas carrozas fúnebres, aunque ahora vayamos en coche! Y es que yo siempre lo he dicho, la muerte equipara a pobres y ricos, porque en el viaje final ¡Todos los haremos con chófer...jejeje!