viernes, 1 de febrero de 2013

Los olvidados

El cementerio olvidado del lago Epecuén
Cientos de tumbas y nichos quedaron bajo el agua cuando en 1985, cuando se se inundó la villa turística ubicada al lado de ese lago salino; hoy, solo abandono y vandalismo.

La madrugada del 10 de noviembre de 1985 una sudestada sepultó el destino de una de las villas turísticas más pujantes de la época en la provincia de Buenos Aires.

Ubicada a 12 kilómetros de Carhué y a 570 de la Ciudad de Buenos Aires, la localidad de Epecuén tenía una población estable de 1.500 personas y la capacidad para recibir 5.000 visitantes. Todo quedó bajo el agua cuando se perforó el terraplén que contenía la fuerza del lago.

La villa se fundó el 23 de enero de 1921 y hasta de la inundación contaba con 220 establecimientos aptos para recibir turistas. Allí arribaban miles de abuelos que buscaban alivio en las aguas con alto contenido salitroso.

5 comentarios:

emejota dijo...

Mientras la gente se siga enterrando en este lugar, seguiré pensando que este no es mi mundo. Bss.

emejota dijo...

No me refiero al lugar que nos muestras, me refiero a nuestro planeta.

Don Heart dijo...

Me encanto la última, buscaré en Cancun el dementerio a ver q sorpresas tiene.

Don Heart dijo...

Me encanto la última, buscaré en Cancun el dementerio a ver q sorpresas tiene.

Observatorio Gay Granatense dijo...

Lo cierto es que he visto flores frescas en algunas tumbas, lo que quiere decir, que pese a los matojos, los vivos siguen pasando por ahí, la verdad, es que mira que joden las autoridades, que digo yo, no debe costar mucho pasar por ahí una desbrozadora....