viernes, 14 de agosto de 2009

La piel del cordero

Fotos realizadas en Chefchauen. Norte de Marruecos

Asombrarse con los materiales utilizados en la construcción.

Sorprenderse al ver pieles de cordero colgadas en las tiendas, para su compra y venta.

Notar el calor exterior al ir paseando viendo la sombra de los establecimientos.

Intentar conectarse al mundo habitual en un ciber café, y dejarlo por sus teclados macabros.

Y hacernos una foto en una escalera.

El blog del día: Alphonse doré et noir

7 comentarios:

Jaime Noguera dijo...

¿Tejados macabros?

Stultifer dijo...

jaime Si. macabros. Donde las teclas están a su libre albedrío y si llueve desvían el agua hacia el interior. No veas qué susto.

Winnie0 dijo...

¡madre mia! Pues sí que has conocido escaleras en Marruecos..¡qué emoción! jaja Besos Stultifer (y para la escalera también)

Stultifer dijo...

winnie Y tú me has traído algunas, seguro, seguro.

The Aloofness dijo...

Las pieles de cordero deben dar un olorcito ambiental que abre el apetito a un anémico.

En el gran bazar de estambul hay una tienda de telas donde venden pañuelos hechos a mano con pura lana merina, cuando te los pruebas parece que te has teletransportado a una carnicería, a mi siempre me entran unas ganas enormes de comer...

theodore dijo...

Yo me imagino que debe ser un poco mareante el olor, no?

Yo tengo una escalera hoy, pensaba mandártela, pero imagino que la debes tener más que vista y seguramente publicada. Estuve por comunicarlo a mi paso por el Pombo, pero no quería interrumpir, je je ;-)

Stultifer dijo...

the aloofness Me gustó el Gran Bazar. Cuando vaya en julio 2010 me perderé entre sus comercios.

theodore Pues si crees que esa la tengo, haz foto de una y me la envías.