viernes, 14 de enero de 2011

Estanflación y santos

Hoy es un viernes extraño. Rarito se nos ha levantado. Como de lunes. Nos volvemos a sorprender porque JoséMaría Aznar sigue sin dimitir, cobrando del erario público y añadiendo a su sueldo uno mucho más generoso de la empresa privada. Felipe González no le anda lejos y mantiene la misma postura. A todo esto leo un palabro: estanflación. En economía es una de las peores combinaciones posibles: la economía no crece, está estancada, pero los precios suben. Vale. Me tomo una cervecita sin humos y mis ojos van a una noticia de tintes católicos. A los seis años de su muerte, beatifican a Juan Pablo II. eso se llama necesidad de tener santos contemporáneos para no perder fieles. Cierro los papeles impresos. No quiero ver inundaciones de Australia ni corrimientos de tierra y lodo en Brasil ni el Etna soltando lava. Ya digo: un viernes que parece un lunes.

7 comentarios:

Sergio dijo...

A veces es mejor ni abrir el periódico, que uno ya se pone de mal humor nada más empezar la mañana… lo del tema de los ex presidentes y sus sueldos de por vida, es algo que me mosquea casi tanto como ver a la familia real en sus coches de lujo y a nuestra princesa reoperada. El que puede se sube al tren de chupar del bote, y los que pagamos somos los pringados de siempre…
Ah, y que conste que tu cervecita sin humos te la podías tomar igual antes, hombre ya!!!

Uno dijo...

Lo mejor del viernes es que YA ES VIERNES, bobo.
Feliz fin de semana.

Ronronia Adramelek dijo...

Si es que tienes una habilidad especial para recordarme cositas que me sacan de quicio, aunque esta no se me olvida porque, casualidades de la vida, tu post me ha pillado revisando compañías de electricidad para salirme de Endesa, de la que me iré enviándoles una carta absolutamente inútil explicándoles mis motivos, en este caso, su elección de consejero externo.

Me la trae floxa, laxa y pendulona -la mala leche- que beatifiquen a Juan Pablo II, que a su vez hizo más santos en su papado que todos los anteriores juntos. Me parece bien que con lo suyo -y la santificación lo es- hagan lo que les salga del higo. Como si quieren pasar de los de siempre y lo quieren deificar a él. De lo suyo gastan. Mientras estén a lo suyo no me molestan, lo malo es tooooodo el resto del tiempo.

ignatiusreilly dijo...

Estoy yo mal o en tu entrada no hay ninguna escalera?

Stultifer dijo...

SERGIO - Voy a dejar de leer periódicos. Voy a dejar de ver informativos. Lo de la cervecita sin humos fue un guiño que te lancé.

UNO - Mi viernes de esta semana acaba el sábado... Hasta marzo estaré con viernes que serán lunes. Luego tengo otros 46 viernes que deben ser como sábados...

RONRONIA - He decidido no dar dinero gratuito a las compañías eléctricas. Ahora (parece mentira) apago más las luces.

IGNATIUS - Debes estar mal. En mi entrada hay una foto en la que se ve una escalera metálica y a continuación una escalera excavada en piedra.

Delio dijo...

jajajaj,, y a mí los mismísimos Sres de Blogger me amenazaron el otro día con eliminarme el blog por algunas denuncias recibidas, jajjajja .
Menos mal que escaleras, aquí en tu sitito, no me faltan para escapar y pasar ya de todo.
M'apunto el palabro: "estanflación".

Stultifer dijo...

DELIO - ¿Pero qué me dices, hombre? ¿Que blogger te amenaza? ¿Denuncias?. Deberías quitar la barra superior de tu blog para evitar que los idiotas moralistas pulsen la opción "Blogg de dudosa moralidad. Yo lo hice. Guardé el blog, le quité noséqué, un lio. De todas formas aún sigo con mi asombro [oh] tras las lecturas de tus últimas entradas. Yo también estoy algo estanflacionado.