jueves, 6 de enero de 2011

Regalos

Un edificio. Quiero un edificio. Dejemos atrás juegos infantiles y hagámonos detectives de medio pelo o de cabeza tapada con gorra. Quiero grandes columnas cual torneadas piernas de deportista. ¿Un edificio he dicho que quiero?
... ... ...

Escalera con barandillas para deslizarse tamaño natural. El tamaño natural que han querido poner los diseñadores, acorde con bicicleta de ruedas verdes. Este año se lleva el verde.
... ... ...

Bañeras para gnomos. Las hemos encontrado en el Museo de la Casa de Muñecas. Carísimas, por cierto. De ahí que hayan sido un regalo. Este tipo de artículos son los que mañana mismo aumentan las páginas de ebay.
... ... ...

Danimetrero nos trae altura. Si en algún momento hemos pensado que somos bajitos, con unos peldaños se nos arregla la vida. Ver desde las alturas da otra perspectiva a la realidad.
... ... ...

Kiko Esperilla se va de viaje y me busca el horizonte nivelado. Le pongo un lazo para poder desenvolverlo. Me gusta.
... ... ...

Del observatorio Homografía aterriza como puede en mis zapatos una historia de amor:
Hace 50 años, Liu Guojiang tenía 19 años y se enamoró de Xu Chaoqing, diez años mayor que él y además viuda y con un hijo. Ese amor, de acuerdo a la tradición china era imposible, pues era impensado que un hombre menor conviviera e incluso amara a una mujer mayor y peor aún con hijos. Como el amor es mucho más fuerte, ambos decidieron irse a vivir a un lugar apartado de todas las críticas de amigos y vecinos en al suroeste de China, donde Liu construyó un recinto artesanal para vivir. En un primer momento, la pareja comía hierbas y raíces, pues en lugar donde vivían no tenían ni agua potable y tampoco luz eléctrica. La vida de ambos claramente fue muy dura, pero nunca se arrepintieron. Como vivían en una montaña, cada vez que Liu tenía que bajar por razones de fuerza mayor a buscar comida o agua dejaba a su mujer sola por dos días, por lo que decidió tallar con sus propias manos una escalera para acortar los 1.550 metros que había desde su refugio hasta el lugar más próximo. En total seis mil peldaños, tallados con sus propias manos, por amor… Esta tarea la comenzó tras el segundo año que decidieron salir del mundo para vivir su amor y la terminó 50 años más tarde. A pesar de todo, su mujer, nunca usó la escalera, demasiado apenada por el trato que recibieron le daba miedo salir de su pobre refugio en la montaña. La historia de los modernos Romeo y Julieta en versión china fue considerada el 2006 como la mejor historia de amor de ese país, tanto así que el gobierno decidió preservar “la escalera del amor” para la que historia fuera recordada para siempre.
... ... ...

Adriana me prepara este dibujo titulado escaleras, que tengo que observar con gafas de 3D para ver en él una escalera. Y le doy vueltas, y vueltas, y sale hacia el exterior de mi pantalla. Y aún ando así buscando el peldaño del inicio...
... ... ...

Thiago trae un parchís multifuncional. Muchos colores, un gran tablero con un surtido de casillas, pero la historia siempre es la misma: Comemos una y contamos cuarenta.
... ... ...

Marquis de Lannes me obsequia esta imagen de una de las chicas de Manish Arora. Como no podemos comentar en su blog, desde aquí le mandamos nuestro agradecimiento. Enviado queda.
... ... ...

Delio me ha regalado un reloj lleno de hombres desnudos. Opción digital o analógica. Están que no paran. Para verlo, pincha en la foto.

19 comentarios:

Thiago dijo...

jaj todas geniales, Andrés de Homografía escribe unas cosas preciosas y muy generosas...., pero lo de Delio es super original y muy divertido, con ese reloj se pasan las horas sin darte cuenta... ¡ahí si que podías comer 40! jaja


Bezos.

Stultifer dijo...

THIAGO - En mis zapatos de la ventana he encontrado varias cosas. Está bien. De momento, aún 4 días de vacaciones.

emejota dijo...

Buenas escalas, para variar, y una servidora "in itinere" no se si me encontraré con algún peldaño. Un fuerte abrazo.

Stultifer dijo...

EMEJOTA - Es que no paras. Porque el día que pares creerás que ya no hay nada más que hacer y volverás a iniciar mil cosas nuevas... Es el carácter.

Manué dijo...

jaja qué gracioso el reloj, que se van sentando cuando pasa el segundero!! jeje

tnf25 dijo...

una escalera al mar....wow...

theodore dijo...

Me encanta todo. John Grisham ha escogido un estupendo nombre para su protagonista :-) El reloj es lo más. Y hacer una escalera por amor, durante 50 años, ay, qué romántico. Aunque no la usaran. Se comenta que en realidad la conservaron para que figurara en tu blog.

Stultifer dijo...

MANUE - Se sientan por aquello de "Espérame sentado".

THN25 - Una escalera para el horizont. Es que Kiko hace fotos preciosas.

THEODORE - ¿Qué no haremos por amor? Nos quedamos ciegos total.

Marquis de Lannes dijo...

No me habia dado cuenta de la escalera de mi foto...
Qué buen ojo tienes!

Adriana dijo...

jaaaaaaaaaaaa la pusiste!!! mil gracias :)

Stultifer dijo...

MARQUIS - Pues entonces la que publiqué el otro día, también tuya, que me vuelve loco, no la has visto.

Stultifer dijo...

ADRIANA - Me cuesta ver la escalera que tú dices que está ahí... pero la colocamos no vaya a ser que alguien quiera usarla y no pueda llegar a la planta superior.

Jauroles dijo...

Pero ¿sólo pediste escaleras?

Saludos.

HISTORIASDEJMEC............ dijo...

SUERTE CON EL ROSCON ESCALERA.....ABRAZOS.......

Stultifer dijo...

JAUROLES - Yo no pido nada. Todo lo que llega es bien recibido.

JMEC - El roscón de hoy me lo he comido en el descansillo. Saludos.

montorelio dijo...

¡Anda, el Grisham! ¡El de "La felación"!

Stultifer dijo...

MONTORELIO - Grissan es un bestsellerista de novelas judiciales, abogados y tribunales. Entretiene su lectura, pero el segundo libro es como el primero que uno lee. No me desagrada pero no soy muy fan suyo.

Delio dijo...

Tendré que saber quién es Grissan o Grisham... M'an gustao todas, es que tienen su punto.
Pero sobre la escalera china... no sé qué decir. Él subiendo cada dos por tres y ella con los bracitos esperándole,... por dió!

Stultifer dijo...

DELIO - Sus libros enganchan y son de lectura rápida. eso si, no esperes encontrar mucho más en ellos que mero entretenimiento. Aqui