jueves, 25 de septiembre de 2008

Sidi Bou Said

Imágenes enviadas por Silvia - Por qué no me callo

Miraba y miraba y buscaba el sentido. Me ha costado aunque me jacto de ser un magnífico observador, pero no encontraba el motivo. Algo ocurría y tenía que averiguarlo. Los obsesivos pastafaristas radicales somos así. Y lo encontré. ¡Claro!

El nombre del pueblo tunecino proviene de Abou Said ibn Khalef ibn Yahia Ettamini el Beji. Desde 1920, el pueblo destaca por la ley que Rodolphe d'Erlanger aprobó, obligando a todos los habitantes de la localidad a pintar y mantener sus casas de color blanco, menos las puertas, ventanas y rejas que tienen que ser de color azul claro.

Y yo no seré quien las pinte de rojo. Faltaría más. ¿Tú que pintas en la vida?

El blog del día: Xavitu

18 comentarios:

Oliver dijo...

Muy bonito el pueblo. Por una vez y sin que sirva de precedente, la dictadura resulta bella, en este caso, la estética.
Saludetes

Rumbero dijo...

Es una preciosidad, un gran lugar para perderte!

Wilde dijo...

Yo tengo mis dudas, habría que ver muchos más colores no sólo el azul y el blanco, porque en la vida pintamos eso, todos los colores.

Stultifer dijo...

oliver
Hay calles en algunas ciudades en que todos los vecinos cuelgan la ropa a secar a la calle, llenan las fachadas de aparatos de aire acondicionado y antenas parabólicas, colocan toldos de los colores que cada vecino quiere. Caos y desorden desordenado. Las comunidadesd e vecinos también tienen ese tipo de dictadura.

rumbero
Hay que perderse en sitios así, aunque es difícil perderse.

wilde
Yo también tego mis dudas. Y no veas los daltónicos...

silvia dijo...

Hola. Muchas gracias por dedicar el post a este pintoresco lugar. Quiero decir, que me encontré muy agusto en sus calles y entre su gente: amable y acogedora.
Es cierto que es otra cultura y otra forma de ser. Pero a nadie le estorban los halagos y que le digan cosas bonitas. Aunque sea para venderte un ramillete de jazmín o... una pipa, para ...fumar :-)).
Gracias Edu.

Stultifer dijo...

silvia
Este apartado de cooperativismo o vaguería por mi parte de pedir fotografías a los demás está resultando maravilloso.

Bito dijo...

Es cierto que queda muy bonito, pero yo, sinceramente, pondría una ventana, muy pequeña, quizás la del baño, de color rojo. Creo que le daría ese toque de humanidad que todo pueblo necesita.

Un saludo,

Stultifer dijo...

bito
Y todo el mundo te señalaría con el dedo: "Mira, ahí va el de la ventana de color rojo".

Mario dijo...

Yo supongo que pinto mucho en esta vida. O al menos así quiero pensarlo.
Por otra parte, estos pueblos tunecinos me recuerdan mucho a algunos pueblecitos griegos.

Thiago dijo...

Pues está precioso, yo no sería el que cambiara de color. Me gusta ir con la mayorìa y buscar la armonía. Es más, si alguien pintara de rojo sus ventanas, yo iría detrás por las noches y se las pintaba de ....¡Gris Plata! jaja

Bezos.

Stultifer dijo...

mario
Claro, ahora todo son recuerdos. Y ninguno me había mandado las fotos. Menos mal que llegó Silvia...

thiago
Entonces iba a quedar todo precioso de color plata.

Jaime Noguera dijo...

Moro morito moro, moro de la morería, ¿que hases tu po las noshes, que hases tu po lo dias?

Stultifer dijo...

jaime noguera
Dormir y callar.
Pues contigo me he de casar.

Xavitu dijo...

Gracias por el premio de blog del día, aunque seguro que existen mejores blogs que el mio.Por cierto, me gusta mucho tú forma de escribir. Felicidades por cómo tienes montada tu página, me resulta muy interesante y la pienso seguir de cerca.

Stultifer dijo...

xavitu
Claro. Siempre hay cosas mejores y cosas peores, depende del observador, de las circunstancias...

hm dijo...

jajaja... esos colores se ven mucho en marruecos de todos modos... incluso sin obligación.

Stultifer dijo...

hm
En muchos sitios son tradiciones de los antiguos judíos que tintaban la cal de color y así se sabía qué casas habían sido "desinfectadas" por fuera. Una de las funciones del encalamiento de las casas, claro.

hm dijo...

Aham... cada día se aprende algo nuevo.