viernes, 5 de febrero de 2010

Cuesta del Bailío

Córdoba. Entre la plaza de Capuchinos y las faldas de la calle Alfaros está la escalonada Cuesta del Bailío. Protegida por las buganvillas que caen desde el huerto de los Capuchinos, enmarcada por el palacio de los González de Córdoba que en la actualidad acoge la Biblioteca Viva de al-Andalus, este pintoresco rincón de la ciudad secreta constituye uno de los espacios mágicos de Córdoba. Las escalinatas que salvan el desnivel entre plaza y calle llevan hasta una de las plazas más bellas de Andalucía. Sobria, silenciosa y recatada. Un poeta, Ricardo Molina, la definió como un «rectángulo de cal y cielo», y un arquitecto, Rafael de la Hoz, aseveró que «nunca jamás se había dicho tanto con tan poco». Capuchinos y la Cuesta del Bailío resumen como ningún otro lugar de la capital la esencia más oculta de Córdoba. El aspecto de ambas se configuró entre los siglos XVII y XIX, con la compra de unos terrenos por parte de una serie de Órdenes religiosas que dejaron en su centro un rectángulo empedrado en uno de cuyos flamencos se alza el Cristo de los Desagravios y Misericordia, conocido popularmente como el Cristo de los Faroles.
Foto: Manuel Mateo Pérez. El País

8 comentarios:

Winnie0 dijo...

¡Qué maravilla de ciudad Córdoba! Y el sitio que nos enseñas es precioso..Besos y feliz viernes Stultifer

Stultifer dijo...

winnie Ultimamente me ha dado por el pasajismo urbano.

Thiago dijo...

y esta es tuya propia? preciosa foto...

Bezos

Stultifer dijo...

thiago Por Dior. No quitemos al autor su autoría... La saqué de El País.

Montse dijo...

Este rincón és una maravilla, no me importaria subir y bajar estas escaleras.

Stultifer dijo...

montse Cargada de bolsas con la compra semanal no es lo mismo que yendo de turismo.

Thiago dijo...

Pero cari, tú has visto este post de Cosechadel66? Es que me extraña que no le hayas robado ya la escalera.. bueno, todas. sin contar que, al fin y al cabo, el post está dedicado a ti, que lo de gallego no es por mí, eh. jajaa

Bezos.


http://cosechadel66.es/?p=4926

Stultifer dijo...

thiago Desde que entro a mi despacho nuevo, lo paseo, trabajo algo y salgo... se me va la mañana. Tengo ahora menos tiempo para mi mismo.