martes, 2 de febrero de 2010

El faro de Moncloa

El Faro de Moncloa, o Torre de Iluminación y Comunicaciones del Ayuntamiento de Madrid, fue inaugurado en 1992 para celebrar la Capitalidad Europea de la Cultura. Se trata de una estructura de 110 metros de altura situada en el distrito de Moncloa-Aravaca.
Fue proyectada por el arquitecto madrileño Salvador Pérez Arroyo --que ahora ha supervisado la reforma-- en 1990, se construyó en el año 1992 con un presupuesto de unos 2.000 millones de pesetas, y hoy ocupa el undécimo lugar de las construcciones más altas de Madrid, seguida muy de cerca por el Edificio BBVA, en AZCA.
El acceso a la parte del mirador se efectuaba generalmente a través de un ascensor exterior acristalado que tardaba 20 segundos en llegar a la cima. En el mirador superior, en forma de media luna, hubo durante un tiempo un restaurante.
Fue una obra polémica porque según muchos expertos rompía la estética de la zona. Al poco de su inauguración y debido al fuerte viento algunas de las planchas metálicas que recubrían la torre situadas en las partes más altas, de varias toneladas de peso, se desprendieron de la estructura y cayeron al suelo sin que hubiera que lamentar desgracias personales, si bien hubo que añadir más remaches para reforzar la sujeción de dichas planchas.
Salvo el mirador, el resto de la torre está constituida por el ojo hueco de los ascensores y una escalera en forma de espiral de tan sólo 80 centímetros. Este hecho resultaba muy peligroso porque el pasamanos de dicha escalera producía fuertes descargas de electricidad estática a quien lo tocaba.
Ésta fue una de las razones por las que, a tan sólo trece años de su construcción, en agosto de 2005 y tras el incendio del edificio Windsor, el Faro fue clausurado por incumplir la normativa de seguridad del Ayuntamiento de Madrid, que ampliaba hasta un metro la anchura mínima de las escaleras.

El nuevo Faro de Moncloa, inaugurado hoy martes, contará con un novedoso sistema de información sobre la ciudad en una especie de 'i-Pods' gigantes, y sobre su fuste se proyectará información sobre actividades de la capital a modo de iluminación ornamental.
Éstos son los nuevos proyectos que se ejecutarán durante la segunda mitad de este año en este emblemático edificio gracias a una inversión de 1,1 millones de euros procedentes del Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad (FEES). La infraestructura podrá abrir al público de nuevo hacia finales de este año o principios de 2011.

11 comentarios:

Dirty Clothes dijo...

Pues cuando lo abran al público habrá que pasarse a echar un ojo...

dirty saludos¡¡¡¡¡

Stultifer dijo...

dirty Lo conocí en su día yendo al restaurante. Hoy lo han inaugurado pero no lo abren hasta dentro de un año. Tendremos que esperar.

Lakacerola dijo...

Pues me parece estupendo y en cuanto a lo de que rompe la estética...pues eso, tb el Louvre rompe la estética pero es genial.

Stultifer dijo...

lakacerola En su día, la torre de Pisa rompía la estética. Y ahí está.

danimetrero dijo...

ya te mandaré unas fotillos de las escaleras de dentro.

Stultifer dijo...

dani ¿De las que dan descargas eléctricas?

Thiago dijo...

jaj que formal suena eso de "lamentar desgracias personales" jjaj

NO sé para que tanta torre de comunicaciones si total luego nos comunicamos fatás... y menos con la tele de Esperana Aguirre que no se comunica con nadie y a todo el mundo llam hijoputa, jaja

Bezos.

Stultifer dijo...

thiago Otros hablan de daños colaterales. Tardarán mucho en comunicar cualquier cosa. ¿Servirá para llamar a Batman?

danimetrero dijo...

si pero no te preocupes , tu no tendras que tocarlas. jajaja

Stultifer dijo...

Dani El gusto está en tocar la barandilla.

Montse dijo...

Me queda un pelin lejos, pero lo tendré en cuanta cuando visite Madrid.