sábado, 27 de octubre de 2012

Me gusta el fútbol

El club de fútbol alemán Schalke 04 inaugurará un cementerio construido para sus seguidores. Con vistas al estadio de Gelsenkirchen, este cementerio tendrá 1904 tumbas, coincidiendo así con el año de fundación de la entidad deportiva. Tras más de cinco meses de trabajo, un escudo adornado con flores blancas y azules, los colores del Schalke 04, presidirá el centro de un espacio que trata de emular una cancha de fútbol. De esta manera, los aficionados del Schalke que amen el fútbol podrán ser sepultados en este peculiar recinto ideado por Ender Ulupinar, el creador de la obra. “Varios famosos jugadores del equipo, así como directivos del club, han preguntado por la posibilidad de reservar allí una tumba”.

En España, El Atlético de Madrid fue el primer club de la Liga española en abrir un espacio para los socios difuntos. En colaboración con la empresa GIEM Sports presentaron en 2008 el Espacio Memorial del Vicente Calderón, una zona de columbarios y una capilla. Se trata de 600 metros cuadrados, situada en el espacio del antiguo gimnasio bajo la grada sur del estadio madrileño, y con capacidad para 2.500 columbarios.

El Espanyol inauguró en 2010 su particular Espacio Memorial, un recinto de unos mil metros cuadrados en el nuevo Estadio Cornellà-El Prat con capacidad para 5.000 nichos en un columbario que está situado en el córner sudeste. Cuenta con cinco murales con frontales foto cerámicos donde se custodian las urnas, cuyas imágenes reproducirán los principales momentos históricos de la entidad.  Sólo los socios del RCD Espanyol pueden reservar un espacio, que cuesta a partir de 116 euros al año.

1 comentario:

Observatorio Gay Granatense dijo...

Bueno, fanáticos lo hay para todo, y en el fútbol no iba a haber excepciones... claro, que si yo pienso en mis fanatismos, no sé, me gustaría entonces ser enterrado en el Hall del Congreso de los Diputados, con la siguiente leyenda: "Si ya me pisoteásteis en vida ¿qué mas da que lo sigáis haciendo de muerto?" No estaría mal...