viernes, 4 de septiembre de 2009

Los califas

Fotografías realizadas por Rem - Umbral imposible

El Alcázar de Córdoba es una obra emprendida por Alfonso XI en 1328, en estilo gótico; palacio residencia a los Reyes Católicos; un conjunto sobrio, con apacibles jardines con fuentes y recorridos de agua. La obra está sobre bases romanas y tiene una forma de fortaleza. En su interior se pueden ver diversas estancias y elementos de la época romana, mosaicos y sarcófagos.

En estas mismas dependencias, Cristóbal Colón solicitó fondos para su aventura marítima en el año 1486, así como vieron nacimiento uno de sus hijos, la infanta doña María, futura reina de Portugal. Tras la campaña de Granada y la finalización de las campañas contra los musulmanes en España, los Reyes Católicos cedieron el inmueble a las autoridades eclesiásticas, las cuales lo convirtieron en Tribunal del Santo Oficio, perdiendo entonces su carácter palaciego.

La Córdoba califal era una de las ciudades más populosas del mundo islámico y la más importante de Europa occidental. El corazón de la ciudad era la medina, que tenía su propia muralla, levantada sobre la ruina de la muralla romana. En su interior se encontraban la Mezquita mayor, el alcázar, el zoco y los baños públicos, además de un eficiente sistema de alcantarillado.

En 1812, y tras la abolición por parte de las Cortes Constituyentes de Cádiz del Tribunal de la Inquisición, se convirtió en cárcel civil hasta que en el año 1931, se destinó a instalaciones militares, los cuales lo cedideron en el año 1955 al Ayuntamiento de Córdoba.

Posee magníficos jardines, como el llamado Paseo de los Reyes, donde están las estatuas de todos los reyes que han estado vinculados al alcázar. Fue declarado Monumento Histórico en 1931. Integrado en la zona declarada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1994. Sus jardines están protegidos por el Plan General de Ordenación Urbana de 1986.

Nueve siglos de trabajos dejaron huella en esta edificación única: La Mezquita-Catedral de Córdoba. Su construcción se inició a finales del siglo VIII; por orden de Abderramán I y sobre la planta de la catedral visigótica de San Vicente, a su vez construída sobre un templo romano. Poseía inicialmente once naves, ordenadas de norte a sur, siendo la central algo más ancha que las demás. Fue ampliada en sucesivas etapas por Abderramán II, Al-Hakam II y Almanzor. El gran templo ocupa un espacio de 24.000 metros cuadrados.

Como el resto de las ciudades musulmanas, Córdoba era toda ella un gran mercado. Los comerciantes y los artesanos abrían sus tiendas en la calle, en un estrecho y animado corredor que se extendía por casi toda la ciudad, y ofrecía a sus clientes productos elaborados por ellos mismos o traídos de todo el mundo. Las sedas y otras mercancías valiosas se guardaban en la alcaicería, un gran edificio de varios pisos que servía a la vez de almacén y de hospedería para los viajeros.

La actividad comercial era controlada por el Saib al-Suq (el Señor del Zoco), que vigilaba la cantidad de los productos, comprobaba los pesos y las medidas, y castigaba los fraudes. También se ocupaba de hacer cumplir los preceptos y los deberes religiosos y de mantener el orden y la limpieza en los mercados y lugares públicos.

El blog del día: Cuentos de un hada cansada

8 comentarios:

weblara dijo...

La última y la penúltima foto me encantan, tengo unas ganas de ir para mayo a Córdoba, para ver los patios llenos de macetas en plena floración.
Besucos!!

Rem dijo...

Has provocado que siempre que vea unas escaleras piense en ti y si tengo la cámara a mano saco fotos.
Granada es maravillosa, y Córdoba también está muy bien, gracias por subir las fotos.

Winnie0 dijo...

oh Dios mio!!! Otro más (Rem) ha enfermado....¡rápido llevarlo a Cordoba a ver si se cura in situ!...jaja Besos

Winnie0 dijo...

oh Dios mio!!! Otro más (Rem) ha enfermado....¡rápido llevarlo a Cordoba a ver si se cura in situ!...jaja Besos

Thiago dijo...

hala, que de escaleras tenías en Córdoba y las tenías ahí al ladito y tuvo que ir Rem a hacerte las fotos, por dios, jaaj

Bezos

theodore dijo...

Con posts como estos es difícil hacer comentarios originales, se queda uno deslumbrado con la belleza...

Pero qué bonita es Córdoba y que escaleras más apañás que tiene.

Cosechadel66.es dijo...

Con suerte, este invierno me voy a hacer fotos de escaleras a Córdoba...

Preciosa ciudad, vive Dios.

Carpe Diem

Stultifer dijo...

weblara Mayo, los patios, mundo árabe a la sombra de las callejuelas...

rem Gracias a ti por enviar las fotos. No te he provocado nada más que un nuevo sistema de observación.

winnie No es enfermedad. Es observación sin obseión.

thiago Es mejor que los demás hagan los trabajos. Pero iré a Córdoba, iré.

theodore Raro es que no seas capaz de un comentario original, pero Córdoba qué bonita es.

cosecha No te pierdas el barrio judío.