miércoles, 16 de septiembre de 2009

Los frescos

Llegamos a Benaque porque habíamos oído que mucho antes de que los árabes se establecieran en el sur de España, el nucleo rural ya existía, dedicándose sus habitantes a labores de cultivo de la vid y el pastoreo. Y justamente estaban en fiestas. Toma fuegos artificiales.

Habían comentado que su iglesia, antes mezquita, tenía en su interior unos frescos datados en 1559. Y allí estaban ellos, tan frescos.

Para una localidad de apenas 150 habitantes, una iglesia como ésta es el lugar de plegarias, reuniones, debates y centro social. Muy decorado, claro está. Aquí, un alma cándida ha colocado una silla junto a la pila bautismal para el que tenga que esperar un nuevo bautizo en la localidad se siente a descansar.

Mientras observamos el atril nos contaron que Benaque se halla a sólo dos kilómetros de distancia de Macharaviaya, en la provincia de Málaga. La historia y las letras también reservan a este pequeño lugar una página destacada, puesto que allí vio la luz el renombrado poeta Salvador Rueda (1857-1933), a quien Rubén Darío y Juan Ramón Jiménez no dudaron en llamarle “maestro”. Escribió y dirigió a lo largo de su vida importantes publicaciones en las que siempre tuvo ocasión de expresar su grandísimo amor a Málaga y su aldea. Rueda fue nombrado Poeta de la Hispanidad en La Habana (Cuba) y Filipinas. Se conserva su casa-museo, pero no pudimos verla ya que nuestra visita era nocturna.

En nuestra tranquilidad, llegaron las damas de mantilla, que habían acompañado a su Virgen del Rosario por las calles del pueblo. Claro, eran las fiestas.

Y después, disciplinados, ellos. Los que habían portado las andas del trono del cortejo.

Intentamos quedarnos solos para fotografiar el altar mayor para poder admirar los frescos pero se nos hacía tarde. Allí seguían unos y otros con sus deleidades y divinidades. Otra vez será.

15 comentarios:

Dirty Clothes dijo...

No paras la pata, qué envidia¡¡¡ Qué bueno lo de los fuegos artificiales y lo de las damas con mantilla...

dirty saludos¡¡¡¡

Cosechadel66.es dijo...

Parecen en mal estado, ¿no? Una pena, si es asi...

Carpe Diem

Stultifer dijo...

dirty De eso se trata, d eno parar.

cosecha Son restaurados tras haberlos descubierto tapados por cal, yeso y estar media iglesia sin techo durante décadas. Los restauradores consideraron más conveniente dejarlos así contra la opinión de algunos vecinos querían que los hubieran "retocado". En directo son maravillosos.

weblara dijo...

Mira que graciosas y que guapas estaban las Manolas con sus peinetas.
Besucos!

GAD dijo...

Muy graciosos... Los sombreros de esas chicas...

Stultifer dijo...

weblara No se llaman Manolas aquí en Andalucía. Son mujeres de mantilla y, en este caso, camareras de la virgen. Pero guapas, sí que estaban.

gad Son peinetas. Se llama peineta al ornamento femenino para el cabello que consta de un cuerpo convexo y un conjunto de púas que se encajan sobre el moño. Antiguamente fabricadas en carey procedente del caparazón de la tortuga, actualmente se elaboran en materiales sintéticos como metacrilato o plástico.
El origen de la peineta se remonta al siglo XIX en España; aunque hay constancía de su uso ya por las antiguas íberas (siglo V - II a. C.) y en otros siglos como el XVII. Si bien hoy todavía se utiliza en algunas celebraciones como bodas de gala, procesiones de Semana Santa, corridas de toros, espectáculos tradicionales y espectáculos de música flamenca o copla.
La mantilla constituye un complemento habitual de la peineta sobre la que se coloca estilizando la figura de la mujer. También es elemento constitutivo de algunos trajes regionales como el valenciano de fallera o el andaluz de flamenca. Mira aquí unos modelos diferentes.

theodore dijo...

El vestido (o uniforme, habría que decir) de las camareras es total, es super-yeyé!! Y además descalzas. Lo que hubiera hecho Valerio Lazarov con ellas.

Winnie0 dijo...

Que sitio más bonito....Estoy por ponerme una mantilla...Besos

Stultifer dijo...

theodore Es estilo "Karina y flechas del amor" a modo de camisoncito puesto por fuera a la vez que se aprovecha la mantilla negra de los días de luto a juego con las plantas de los pies. No les faltaba de nada.

winnie Solo tiene 150 habitantes, y creo que esa noche de fiesta vi a todos.

Thiago dijo...

Vaya panda de ateos... con una iglesia con unos frescos como esos y todos os fijáis en los vestidos amarillos (sic?) de las damas... ¡Sois todos unos frescos! jajajjaa


bezos

The Post Mortem News dijo...

acá hay mejores fuegos artificiales.

danimetrero dijo...

bonito sitio , la foto de los fuegos espectacular. me encantan estos pueblecillos

coxis dijo...

ye-yés y homenajeando a Sandie Shaw

Stultifer dijo...

thiago Y en sus peinetas...

the post mortem De eso no hay ninguna duda. Pero eran 4 cohetes para los pocos que estábamos allí.

coxix Qué eurovisivo-descalzo te has vuelto. jeje.

Stultifer dijo...

danimetrero Y a 10 kilómetros, el mar.