martes, 10 de abril de 2012

Marqués de las Marismas del Guadalquivir

Fotografías enviadas por Uno y los demás


Alejandro María de Aguado y Ramírez de Estenoz, en francés Alexandre Aguado, (Sevilla, 29 de junio de 1784 - Gijón, 14 de abril de 1842) fue un banquero español, Marqués de las Marismas del Guadalquivir y vizconde de Monte Ricco. Hijo del segundo conde de Montelirios y de Mariana Ramírez de Estenoz y Herrera, de ilustre y rica familia sevillana noble, originaria de cristianos viejos de La Rioja. Inició sus estudios en Sevilla, donde recibió una buena formación matemática.
Su actividad comercial se inició como proveedor del ejército francés en Andalucía, con la probable ayuda del mariscal Soult. En 1813 salió hacia Francia. Casado con Carmen Victoria Moreno tuvo tres hijos, todos ellos nacidos en este país. Con el apoyo de sus contactos familiares establecidos en Cuba, México y Cádiz, creó en París varias empresas de importación y venta de vinos, aceite y frutas y de fabricación y venta de perfumes, procedentes de América y Andalucía. En 1821 inició sus primeras operaciones en la Bolsa y se vinculó a los banqueros Fould y Pereire. En 1824 se hizo cargo de la gestión en París del Empréstito Real, en momentos en que ningún banquero europeo quería asumir riesgos con España, sumida en una catastrófica crisis económica. En 1828 y 1830 suscribió dos nuevos empréstitos con el rey Fernando VII y refinanció las deudas que España tenía con el Reino Unido, Francia y Holanda. En agradecimiento el monarca le otorgó el título de marqués de las Marismas del Guadalquivir. Para entonces se había convertido en uno de los grandes banqueros de París y era considerado “el hombre más rico de Francia”. Avencindado en Ivry-sur-Seine durante varios años, fue alcalde del municipio; embelleciendo la localidad y encargando la construcción de un puente colgante sobre el Sena, que recibió su nombre.


En 1831 Aguado cedió su Banco a la casa Ferrere, Lafitte, quedando como socio comanditario de la misma, y se dedicó a promocionar importantes actividades culturales: durante once años -el resto de su vida- financió la Ópera de París y el Teatro de los Italianos, creó revistas -como la Revue de Paris- y diarios -como Le Constitutionnel-, presidió el Ateneo de París, y formó la más importante de las colecciones privadas de arte existentes en Francia. Su palacio de París y el palacio Petit Bourg, ubicado en Évry a 25 kilómetros de la capital, se convirtieron en centro de reunión de artistas líricos y del ballet, compositores como Rossini y escritores como Balzac y Nerval. Su vocación de mecenas y coleccionista de arte (reunió 360 cuadros, principalmente de pintores españoles como Velázquez, Murillo, Ribera, Zurbarán, y también de las escuelas italianas, como Leonardo da Vinci y Rafael y holandesa-flamenca, como Rubens y Rembrandt) no le impidió continuar sus actividades financieras y comerciales: empréstitos a Grecia, al Piamonte y a los Estados Unidos, construcción del canal de Castilla, desecación de las marismas del Guadalquivir, explotación de las bodegas Château Margot y de minas de carbón en Asturias. En un viaje que realizó a Asturias para visitar sus minas e inaugurar una ruta de peaje, murió de un fulminante ataque de apoplejía en 1842. En el exilio permaneció al margen de las alternativas y bandos políticos de su patria (absolutistas y liberales, carlistas y progresistas) y con gran generosidad ayudó a cuantos españoles habían tenido que refugiarse en Francia. Fundó escuelas y hospitales en Évry y otras localidades donde tenía grandes posesiones y en todo momento se sintió y proclamó español.

Su cuerpo descansa en el cementerio parisino de Père Lachaise

5 comentarios:

Roberto T dijo...

Hola de nuevo, Stultifer, me alegro de tu vuelta, y con esta temática tan interesante. Yo asociaba este nombre al conocido actor español, que me imagino que es descendiente. Me he quedado asombrado con la vida de este hombre, ya no hay banqueros así, jajaja. Aunque también le hicieron un precioso mausoleo y, por lo que parece, bien merecido. Besos.

Didac Valmon dijo...

no sé bien qué decir, acabó siendo majo, pero eso de ayudar al principio a los franceses no mola. Aunque supongoq ue sus razones tendría, como tantos otros afrancesdos que querían una ilustración del país y a los que eliminaron rapidamente...Dicen que Pere Lachaise es uno de los sitios más hermosos de París habrá que ir.

Observatorio Gay Granatense dijo...

Recibí tu correo o comentario pidiendo material para esta nueva aventura bloguera que inicias, pensé mandarte fotos del cementerio de GRANADA, pero luego me dije que buscarlas de INTERNET no tiene mérito, en cuanto pueda me escaparé, cámara en mano, y te mandaré mi peculiar visión, gráfica y pequeño pie de foto, al respecto, palabrita del niño jesús...

Stultifer dijo...

ROBERTO T
Dudo que Escobar sea descendiente de este marqués... pero todo podría ser.

DIDAC
Un cementerio es un lugar donde se vive al historia.

OGG
Evidentemente que no es de recibo que me envíes fotos obtenidas de internet... Prefiero si las haces.

Uno dijo...

Me encanta inaugurar las colaboraciones. Un honor.
Muchas gracias