lunes, 8 de noviembre de 2010

La cara del cura

Escaleras en la iglesia
Relato y fotografías de Dorian G. - Diario secreto

El paseo comienza un domingo por la tarde decidido a captar la belleza que ocultan las escaleras de una iglesia católica de la pequeña ciudad. Comienzo por las gradas exteriores; me detengo un instante a mirar las personas que pasan por las calles, siempre de prisa, siempre con la mirada perdida, sumergidos en sus mundos interiores. Un par de fotos y encuentro la toma perfecta.

Camino hacia la entrada principal. La iglesia luce totalmente vacía. Cuando me dispongo a tomar las primeras fotografías, el cura me dice que está totalmente prohibido tomar fotos dentro del templo de Dios.

Sin embargo, después de una grata plática lo convenzo para que me deje tomar un par de imágenes: "No estoy interesado en los santos ni en los miles de cristos crucificados que se encuentran en las paredes; estoy interesado en capturar las escaleras".

Extrañado, el sacerdote me acompaña y me invita a dar un recorrido por las escaleras de su iglesia. Escaleras muy antiguas que, según avanzábamos, crujían, lo que provocaba un ambiente un tanto aterrador, ya sea por espíritus que aún no descansan, o porque un paso en falso te puede hacer caer y mandarte a la otra vida.

El sacerdote me dice que no tenga miedo al caminar. Él mismo pasa todos los días por estas antiguas escaleras cuando toca las campanas o cuando contempla el ocaso del día desde lo alto de una de las torres.

Mi misión está cumplida. Me alejo de la iglesia mientras la campanas comienzan cantar su triste melodía.

9 comentarios:

Xim dijo...

Interesantes esas tonalidades rojizas y otoñales de las fotos...

RAMPY dijo...

Dios que vértigo!

Stultifer dijo...

XIM - Mejor así que no a plena luz del sol. No estaríamos en otoño.

RAMPY - Pues imagina los constructores.

Delio dijo...

Las palabras justas, las imágenes adecuadas y la descripción muy sugerente...

Stultifer dijo...

DELIO - Muchas veces he visto esa misma "cara". Efecto sorpresa.

El diario secreto de Dorian Gay dijo...

Muchas gracias por publicar mis fotografías y mi relato de cómo las obtuve.
Estas fechas del año me hacen sentir totalmente enamorado, y las tonalidades otoñales complementan ese sentimiento que se ve reflejado en las fotografías.
Saludos

Stultifer dijo...

DORYAN - Que tu enamoramiento sea respondido. Un placer recibir tus fotografías.

Pau dijo...

Hmmm… qué táctiles son, los escalones de la iglesia!

Stultifer dijo...

PAU - Las texturas son lo más llamativo. Dureza de la piedra del exterior y suavidad de la madera interior.