sábado, 11 de octubre de 2008

Al final de la escalera

La última imagen ha sido enviada por Jaime Noguera

Una noche, el compositor John Russell se despierta bañado en sudor como consecuencia de una pesadilla, y vuelve a oír el extraño ruido procedente de una de las habitaciones del piso de arriba.
Desde la terrible muerte de su familia, John ha estado viviendo en esa casa solitaria a la que se trasladó con la esperanza de recuperar la paz interior, pero paz es algo que no ha hallado, pues en numerosas ocasiones ha creído ver el cadáver de un joven. Cuando empieza a creer que ha perdido el juicio, registra la casa y descubre una entrada secreta a un antiguo cuarto infantil olvidado desde hace mucho, donde encuentra una silla de ruedas y una caja de música.

John siente que allí ha sucedido algo terrible e intenta establecer contacto a través de un médium. La siniestra sesión de espiritismo revela que un espantoso crimen ha quedado sin vengar. Hasta ahora... 

Película fetiche de Alejandro Amenábar, al verla uno, se ve claramente la influencia en esta de la gran parte de sus películas. Desde Tesis, hasta Abre los Ojos, pasando por Los otros. Tanto la brillantez narrativa de esta historia de fantasmas, así como su puesta en escena y el cuidado trabajo de los actores, resumen una película desconocida para muchos, pero que es sin duda una obra maestra del terror contemporaneo. (Leído por ahí y quizá sea cierto. Pero como en este blog todo lo que se escribe no lo es...)

El blog del día: Pastafarismo

10 comentarios:

Mario dijo...

Eso si que es sentirse un rey y sentarse en un trono, al ver la primera fotografía.

Javi Illán (R) dijo...

Respecto al filme, la verdad es una buena película, podría decir que el de Medak es un gran clásico que da miedo sin provocarlo como un vómito, utilizando la ambientación y los sonidos, alejado de tópicos (en su tiempo lo estaba) y sustentado en un excelente protagonista, un genial George C. Scott. Lástima que Medak haya hecho tan poco decende desde su obra maestra.

Oliver dijo...

Eso si es un peliculón, la puedo ver 10 veces seguidas. La única peli de miedo que no pierde si la ves varias veces.
Saludetes

yeray dijo...

Qué urinario con mas glamour en lo alto de esa escalera jajaja "cagar alto" si señor jajajaj ya tengo ideas para mi nueva casa!!

david guzmán sanjurjo dijo...

pues abrá que ver mas del señor ese jajaja, y la maqueta que tan padre está.
Besos stulti, que tengas un maravilloso fin de semana. Aprovechalo.

Thiago dijo...

Pero este John es tonto...¿pq no llamó ami abuela? Seguro que ella le contaba todo, con lo que le gusta hablar jaja

bezos

Bito dijo...

Hombre... la película es brutal. Como puedes acojonarte como un infante sin ver una mísera gota de sangre.

Yo la tengo entre las predilectas.

Uno nunca sube la escalera de una casa solitaria con el mismo ánimo después de haberla visto.

Un saludo

Stultifer dijo...

Los fines de semana no me dan tiempo a contestar. Un viaje y una rotura de la tarjeta de red a causa de un rayo y una subida de tensión me dejá tirado al final de la escalera. O asustado o en el WC.

BIRA dijo...

A mí terror me ha dado la primera imagen... quién c... puede hacer sus necesidades en su lugar tan incómodo! Hombre por dior!

Jaime Noguera dijo...

La peli es ACOJONANTE.