domingo, 6 de junio de 2010

Armas, no

Sofia es la capital de Bulgaria. Ciudad actual que no quiere superar un espíritu comunista que durante años se ha respirado entre sus calles y que ahora se renueva con un nuevo aire que no acaba de ser del todo puro y limpio. Te encuentras puestos de "juegos de guerra" en un parque público y te sorprende mucho la monumentalidad de lo construido dedicado a los héroes de la revolución. Nosotros nos quedamos con estas instantáneas que pudieran ser de hace treinta años o que, por lo menos, no es fácil pensar que aún existen en el siglo XXI.
Pulsa en las fotos para verlas con más claridad.

Pasaje al fantástico mundo del tatoo. Máxima higiene. En los brazos quedan extraordinarios. ya no son los tatuajes carcelarios. Ahora hay arte.

Un paseito por la estación de trenes nos indica en lenguaje universal la subida hacia un hotel. Creo que las guías turísticas se han olvidado de mencionarlo ni para bien ni para mal.

Fachada de uno de los teatros de Sofia. En los carteles se anuncia la entrega de premios anual que se llevaría a cabo en unos días. La gente sentada en la escalera no hacían cola para esperar a retirar sus localidades. Llovía y era un buen lugar para guarecerse del agua.

Filmoteca Nacional de Bulgaria. Genial para un país que no tiene producción cinematográfica. Eso si, sus fondos deben ser maravillosos con los desfiles militares, campañas comunistas...

Discoteca situada en la Plaza de Macedonia, pleno centro de Sofia. Carteles publicitarios de jeans...

...y uno que avisa de que "Armas, no". Mejor dejarlas fuera. Nos hemos preguntado... ¿Si hay un aviso de que no se entren armas a la discoteca... qué hay dentro realmente y qué se queda fuera? A las cuatro de la madrugada siguen entrando y saliendo chicas con faldas muy, muy cortas, tipos trajeados descamisados, todo bajo la supervisión de los "gorilas" de la entrada.

Los Ladas antiguos siguen en las calles del país, compitiendo con los 4x4 de los pudientes.

Si quieres hacer un pis, son 0,25 céntimos de euro, o 0,50 céntimos de lev. Incluso en los bares.

Y qué mejor para controlar la situación semafórica de las calles que un vigilante en una caseta. Si hay muchos coches, semáforo rojo, si viene un tranvía, verde... Cambios a discreción.

El blog del día: Somos muy tontos

18 comentarios:

HISTORIASDEJMEC............ dijo...

TIENES UN PREMIO EN MI BLOG PARA TI.....ABRAZOS.......

Stultifer dijo...

JMEC - Mejor besos que armas.

Alfeito.- dijo...

Interesante el semaforo personalizado ;)

Xim dijo...

Viendo las fotos como que no apetece mucho dejarse caer por allí vamos...

SaLu2 dominicales

Xim

Stultifer dijo...

ALFEITO - Digno de un museo.

XIM - ¿Volver? Posiblemente en 40 años sera interesante. Lo que ocurre es que aún no has visto lo bonito, que lo hay... Ésta es la primera impresión.

Fer M dijo...

Me acabo de leer los últimos dos post y me despierta una leve envidia (que si no fuera porque estoy encerrado estudiando, y es un planazo, sería envidia grave).

No he estado con Sofía pero en Budapest hace unos años tuve una sensación parecida: por un lado parece que quieren salir del comunismo a trompicones y codazos, a lo "nuevo rico hortera"; por el otro se nota muy bien de donde vienen, aunque, como yo llegué a ver, construyan una nave para almacenar stock de un supermercado al lado de una escultura comunista.

Stultifer dijo...

FER M - El viaje y la estancia me ha fascinado. Aun hay cierta "sumisión" y mucha policía controlando todo. Muchos kioskos de tabaco y alcohol, cochazos contra coches antiguos y pistas de patinar frente a monumentos comunistas, claro. La imagen del regreso es que dejas allí la tristeza y ves normal que salgan del país.

xTo=-vs-=naRco dijo...

Me encantan los países balcánicos, o países del este, como se prefiera. Tengo una amigo Serbio, y otro Húngaro, el pasado verano estuve en Rumania, pase por Bulgaria también, y también he estado en Bratislava... y no me canso de ellos. Alomejo este verano me doy un corto viaje a Sofia, ya te pediré consejo :)

Un abrazo

theodore dijo...

Tiene una pinta fascinante...para ir de visita, desde luego. Esa "esquizofrenia" entre la apertura inevitable (y descontrolada, como suele pasar) al desarrollo y esa inercia aún del viejo régimen debe ser muy dificil de vivir en el día a día.

(Y ahora es cuando quedo como un burro total: no sabía que el búlgaro se escribía en cirílico)

Stultifer dijo...

NARCO - Como lugares para descubrir son excelentes sitios. Jamas los querría para vivir en ellos. Tanto silecio seduce muy poco.

THEODORE - Aparecerá pronto el motivo central de mi visita: El Día Nacional del Cirílico, con monumentos, entregas de flores, actos académicos, desfiles...

Antes todos comían helado. El helado. Uno determinado por año. Era barato aunque solo se tenía esa opción. Ahora han llegado todas las grandes empresas a los expositores... y los miran.

Didac Valmon dijo...

mejor sin armas, sí tienen que ser finos aquellos

Stultifer dijo...

DIDAC - Moles. Los gimnasios estén llenos. De ahí llegan a ser policías cachas.

Lakacerola dijo...

Pues esperemos que haya mejores sitios para ver..porque por las imágenes me quedo en España.

Stultifer dijo...

LAKACEROLA - Hay más de lo que se ve, claro. Hay experiencia, conocimiento, interculturalidad...

Claudia Ibañez dijo...

Me encantó lo del semáforo (muy raro), seguimos esperando más fotos...

Stultifer dijo...

CLAUDIA - Y habra más fotos y vídeos...

Uno dijo...

Ya te puedes imaginar que estoy fascinado con tus fotos de Bulgaria. Ni uno mismo podría hacerlo mejor. Me han entrado unas enormes ganas de dar una vuelta por ahí.

Stultifer dijo...

UNO - Hay muchas mas fotos... pero no tienen escaleras.