lunes, 7 de junio de 2010

Pentacampeón

Rafa Nadal hizo el partido perfecto, en el lugar perfecto y ante el rival perfecto, para completar este domingo una temporada de tierra batida inigualable, al vencer al sueco Robin Soderling en la final de Roland Garros y recuperar el número uno del mundo.

Tras finalizar el partido, Nadal no pudo reprimir las lágrimas. No era para menos. El balear lograba de una tacada su quinta corona en París y el número 1 del tenis mundial, poniendo fin al año más difícil de su carrera deportiva, marcado por las lesiones y problemas personales.

12 comentarios:

Didac Valmon dijo...

qué emocionante fue, la verdad...y qué guapo estaba.

Stultifer dijo...

DIDAC - Hay que quererle.

Juanjo dijo...

Es un grande y aunque obviamente no lo conozco,da la impresion de ser bastante natural

Stultifer dijo...

JUANJO - Aparentemente es un tipo sencillo.

theodore dijo...

Sencillo y multimillonario.

Stultifer dijo...

THEODORE - Zurdo y mallorquín.

Jauroles dijo...

Todo un crack!

Stultifer dijo...

JAUROLES - Crack es el sonido de una rodilla al quebrarse.

JL dijo...

Esperemos que sus problemas de salud no vuelvan y pueda seguir jugando tan bien como él sabe, incluso podría superar los números de Federer... ;)

Stultifer dijo...

JL - Por superar... que no pare. Pero el hombre siempre tiene límites.

danimetrero dijo...

me alegro por el . parece un tipo que no se lo tiene creido como otros.

Stultifer dijo...

DANI - Me alegraría tener la mitad de su cuenta corriente.