martes, 22 de junio de 2010

Desesperante


Las camareras de España no son españolas. Suelen ser sudamericanas y no tienen prisa jamás. Si lo que quieres es tomar un café y una tostada y llevas algo de prisa, mejor es que olvides ese café. Van despacito, despacito a atenderte. Y de uno en uno. Primero hacen el café y se quedan mirando a la máquina cómo se ejecuta su orden. Después colocan el plato, la cuchara y el azúcar, con tranquilidad. Sirven la leche y lo acercan al cliente. A continuación empiezan a preparar esa tostada que quieres tomar con el café. A veces lo hacen al revés y la tostada queda fría cuando llega el café. A continuación van a atender a otro cliente con la misma parsimonia. Llega a ser desesperante.

El blog del día: Pervive

11 comentarios:

emejota dijo...

"Vente a Alemania, Pepe", Me río de l@s camarer@s latin@s, l@s aleman@s caminan pisando huevos y que no se te ocurra quejarte o ponerles malos ojos. Un abrazo.

Didac Valmon dijo...

buieno...si tienes tiempp para un cafe siempre puedes esperar un poco...si es mucho le pegas y quemas el establecimiento. Bueno mejor no.

Adrianos dijo...

bueno, reconozco que me siento como tu.. a veces, luego pienso ¿y porque tanta prisa?

Stultifer dijo...

EMEJOTA - Hay que ver a las camareras alemanas en la fiesta de la cerveza. Vaya caras tan desagradables.

DIDAC - Hay momentos de calma y otros de velocidad. Normalmente van contrarios al deseo.

ADRIANOS - Prisa porque tienes que entrar en el cine, porque justo tienes 10 minutos antes de cojer un tren, porque no hay nadie más que tú en el bar y no te atienden.,.. Encima luego no tienen cambio de 10 euros.

Zanobbi dijo...

Puede. Quizás. Pero no me negarás que las camareras sudamericanas son mucho más amables que cualquier camarerito nacional, especialmente en los levantes, que primero pides perdón y luego la cervecita.

Stultifer dijo...

ZANOBBI - La amabilidad confundida con la pachorra no conduce a buen fin. Si alguien es amable pero ineficaz no me sirve. Prefiero pedir perdón y tener una cerveza fría al instante (además lo voy a promocionar: Al camarero, mil perdones)

Montse dijo...

CREO QUE ES UN PROBLEMA DE CULTURAS, EN MI TRABAJO CUANDO HAN BUSCADO A ALGUIEN PARA AYUDAR Y ES LATINA, A VECES LE HE TENIDO QUE DECIR QUE VAYA MAS DEPRISA, QUE LA FAENA HA DE SALIR, Y NO LO ENTIENDEN, DICEN QUE SI NO SE HACE HOY, MAÑANA, Y HAY COSAS QUE SE HAN DE HACER AL DIA, pOR GENERAL LOS LATINOAMERICANOS SON MAS TRANQUILOS Y NO VIVEN ESTRESADOS COMO NOSOTR@S, DE AHI VIENE QUE SEAN LENTOS PARA TODO.

Claudia Ibañez dijo...

Juas! me río por 2 cosas: acá los porteños dicen lo mismo de los viejos españoles que han quedado en algún que otro bar...y de los que son del interior del país: "que ambos le piden permiso a una mano para mover la otra"...los mozos/as parece que son los mismos en cualquier lado...además, quisiera ver cuánto les pagan, a mí en el único lugar donde un mozo/a me ha atendido bien es donde el dueño no los explota.

Stultifer dijo...

MONTSE - Bonito anuncio el de los mojitos de ron y la carencia de prisas al hacer las cosas.

CLAUDIA - Jamás negaré que los españoles sean huevones.

Thiago dijo...

Pues igual tienen razón ellas, para qué tanta prisa? para ir luego a tomar el café del mediodía? o la caña del aperitivo? o la comida de empresa? si aqui no trabaja nadie, ¿pa qué tanta prisa? jaja


bezos.

Stultifer dijo...

THIAGO - Donde suelo desayunar conocen el tipo de café que tomo y casi lo que voy a comer. El camarero es un muchacho argentino guapo, alto, con un cuerpo bastante proporcionado, anchas espaldas... Para comérmelo. A todo esto... ¿para qué te lo cuento? ¿Puede repetir la pregunta?