sábado, 16 de enero de 2010

Deseo saber

Imagen enviada por Kiko Esperilla

-¿Por qué, Juan, por qué? -preguntaba su madre-. ¿Por qué te resulta tan difícil ser como el resto de la bandada, Juan? ¿Por qué no dejas los vuelos rasantes a los pelícanos y a los albatros? ¿Por qué no comes? ¡Hijo, ya no eres más que hueso y plumas!
-No me importa ser hueso y plumas, mamá. Sólo pretendo saber qué puedo hacer en el aire y qué no. Nada más. Sólo deseo saberlo.
De la novela Juan Salvador Gaviota (Richard Bach, 1970)

14 comentarios:

Logan y Lory dijo...

El texto de Juan Salvador Gaviota despierta una infinita ternura, y esa escalera que nos sube hasta las nubes dan la razón a las ansias de saber de hasta donde somos capaces de volar.

Plas, plas, plas... hoy te has ganado nuestros aplausos.

Un abrazo y nunca dejes de levantar el vuelo, que como decía Cafrune "que el arrastrase es la ruina...."

Stultifer dijo...

logan y lory Os despierta ternura porque hoy sábado estáis tiernos...

Winnie0 dijo...

No stultifer. Juan Salvador Gaviota siempre resulta tierno...no es cuestión de sabado. besos

Stultifer dijo...

winnie Algo tenéis alguna speronas con JSG, pero a mi me parece algo cursi.

Montse dijo...

Si no has visto la pelicula , mirala, con música de Neil Diamond,¡és una maravilla! Joan Salvador Gaviota. Besos.

Stultifer dijo...

montse Soy más de películas tipo "Desgracia", según el libro de J.M. Coetzee.

Xavier dijo...

Una maravillosa lectura, si señor, para sabados, domingos, lunes i fiestas de guardar.

La vida libre, el aire bajo las alas.

Stultifer dijo...

xavier ¿Pero con leerlo una vez es suficiente, no?

mcarmen dijo...

Hacía siglos no leía estas lineas. Por cierto, preciosa foto.

Stultifer dijo...

mcarmen Es como escuchar las notas de una canción infantil...

Xavier dijo...

depende, todo depende.

Adrianos dijo...

volando en la oscuridad descubrirá que solo necesitaba unas alas un poco más cortas...

Stultifer dijo...

adrianos Necesitará gafas de luz nocturna.

Cosechadel66.es dijo...

Buf... cuanto tiempo. Creo que tengo que volver a leerlo de nuevo. Porque sólo quiero saberlo, nada más.

Carpe Diem