domingo, 6 de julio de 2008

La salida

Estuve pensando largamente ya que tenía varias opciones. Una de ellas era no atravesar el túnel y la otra subir por las escaleras hacia la luz. Siempre hay una luz al final de cada viaje. Esta decisión fue terrible por el gesto obligado que conllevaba: debía subir con un saco lleno de piedras. Aún así lo preferí. Como en cada decisión, aquí había unas consecuencias. La libertad te permite realizar lo que desees pero asumiendo lo que lleva detrás tu acción. Mis piedras eran una carga pesada, pero estaba convencido de que arriba del todo vería la solución a algo que en este momento desconocía. Hay que relativizar los actos y las acciones. Con el tiempo, todo se soluciona. Y siempre, para bien.

El blog del día: Slava Mogutin

11 comentarios:

BIRA dijo...

Qué positivo te veo, Stulti. Me alegro.

Ando algo ceniza y no sé, pero mucho me temo que entre penetrar en el túnel o subir la escalera cargada con las piedras... me habría quedado sentada en medio, como pensando.

Qué gran verdad esa de que hay que asumir las consecuencias. Pena que a veces nos olvidemos de ello y decidamos a lo loco.

Un beso!

Wycherly dijo...

Bueno y yo que te via saliendo del tunel, al fin saliste...

Abrazo

Mario dijo...

Estaba seguro que me comprenderías. Después de subir escaleras y escaleras a tu lado, nunca decaí, porque estaba convencido de que arriba del todo vería la solución.

Muy dura es la carga, el camino. Pero al terminar semejante sacrificio, podrás soltar las piedras y contemplar lo que allí se te ofrece.
Yo... ya no quiero bajar.

Gracias por dejarme acompañarte en el camino.
Besos.

Stultifer dijo...

bira
Energía interna, que no interior, es lo que da el positivismo. Cuando descanses y tomes la decisión lo notarás. No es malo que te quedes sentada en el camino entre el túnel y la escalera. Allí puedes estar el tiempo que quieras. La decisión llega sola.

wicherly
¿Qué esperabas? Todo sigue...

mario
Me asustas un poco. ¿Cuántas veces hay que bajar lo subido y subir lo bajado? Hay mil formas, mil caminos y mil acompañantes. No son sacrificios. ¿Y si las piedras son para tirarselas a alguien desde arriba?

Mario dijo...

No te asustes Edu. Tampoco es para tanto.
Pero a veces, aunque las piedras sean para tirárselas a alguien desde arriba, es un sacrificio subirlas.
No obstante, yo no pensaba en tirárselas a nadie. Se pueden quedar donde están.

Stultifer dijo...

mario
Yo no tenía otra opción que llevármelas conmigo... pero no para toda la vida.

Fabio dijo...

Me gustó la decisión... la pesada carga de peidras, logicamente no aparecieron de la nada, ya estaban contigo... pero te prendiste de la libertad de querer realizar la escalada, y eso siempre acerca a la luz...
soy un convencido, de cuando uno toca fondo, es para aprender y recordar que del fondo se sube, siempre se puede salir...
un saludo!

Stultifer dijo...

fabio
Cuando uno toca fondo y mira hacia arriba y no puede respirar, lo mejor es mover los pies, arrstrando piedras, lodos y lo que sea, hasta llegar a la superficie de nuevo.

Thiago dijo...

Cari, eso es lo malo, que a lo mejor llegas arriba y tienes que volver a bajar las piedras... Subir y bajar con una pesada carga, ¡que rollo! YO no tengo tiempo a que el tiempo lo arregle...¡¡¡que pongan un ascensor, jaajaj!

Bezos.

Thiago dijo...

Era Calderón? jajaj Mira que se lo dije yo a Quevedo, que no es tuyo, que no es tuyo.. pero él nada.

Y si tu pones la "s" a "etaba" qué me dices?, jaajajaj y la v de vendetta jajaja.

Cari, lo cambio o no? total solo tu pareces haberte dado cuenta Calderón, Quevedo.... son todos lo mismo? jajaja

Bezos.

Stultifer dijo...

thiago
No sé si piedras, pero llevo el fin de semana acarreando tierra, plantas, basura y corteza de pino, bombillas de colores... para que mi jardín quede más bonito que ninguno, exceptuando el de tu madre cuando pone los cojines (bueno, cuando tú los pones).

Qué "v" de Vendeta eres, por no llamarte otra cosa. Quevedo, más que Quevedo.