martes, 25 de octubre de 2011

Cuba - Elegguá

Elegguá. Orisha mayor. Dueño de los caminos y de las encrucijadas, tiene las llaves del destino, abre y cierra la puerta a la desgracia o a la felicidad. Es uno de los principales dioses del panteón yoruba y el primero de la "trilogía de los guerreros". Cuida los caminos, los abre y los cierra, es la personificación del azar y la muerte. Es hijo de Obatalá y Yemú y ningún orisha le antecede porque el mismo Olofi lo dijo al designarlo como su mensajero: "Siendo tú el más chiquito y mi mensajero, serás el más grande en la tierra y en el cielo y sin contar contigo nunca será posible hacer nada". También Olofi aceptó que se le saludara antes que a ningún otro orisha y que fuera el primero en comer. Es el principal guardián de la casa y dueño de los cuatro caminos que forman la cruz al unir el norte con el sur y el este con el oeste. Adopta las más disímiles formas: príncipe, basurero, piedra, yerba, muchacho, anciano y todo lo que se le antoje. Orisha esencialmente juguetón y amigo de las bromas. Muy aficionado a chiflar y a silvar. Glotón insaciable, puede ser sobornado para lograr de él lo que se desee. Sin embargo, no se le puede ofrendar comida a diario pues se llena mucho y no trabaja. Se le reza, canta y se le baila.

El blog del día: Cuba entre nos

10 comentarios:

alvaro Locx dijo...

Interesante la sincretización en la santería, cual es el santo que lo representa en el catolicismo?

El Pensador dijo...

En el primer enlace lo dice:

Elegguá suele sincretizarse con el Niño de Atocha, San Antonio de Padua y el Anima sola. Con el primero su relación se debe claramente a su condición de Dios encarnando la figura de un niño salvador, con San Antonio de Padua por haber tomado éste sus hábitos siendo muy joven y por ser representado con un niño en los brazos. El sincretismo con el Anima Sola se relaciona con los diversos caminos de Elegguá relacionados ambiguamente con la maldad, sin identificarse absolutamente con el Mal.

Observatorio Gay Granatense dijo...

Muy curioso, no tenía ni idea de ello, y suelo ser bastante investigador y abierto a otras religiones, me lo apunto, para seguir profundizando en el tema...

Stultifer dijo...

ALVARO - Para no hacer muy extensos mis textos, procuro enlazarlos a otras páginas para aquel que tenga interés en profundizar algo más. En mi blog estos enlaces aparecen en color azul.

PENSADOR - A mí, eso de que tenga su toque de maldad, me gusta. No dejo de colocarle caramelos y ron...

OGG - Es todo un mundo para perderse.

emejota dijo...

Uauuuu, qué buena imagen Stultifer. Beso.

Stultifer dijo...

EMEJOTA - Me costó, ya que mi Elegguá particular y casero está tras una puerta, escaso de peldaño.

Angel dijo...

¡Qué bonito es Cubas y sus cubanos! ¡Ayyyy! ¡qué deseos tan grande de visitar esa isla!...
Besos, Stulti!

Stultifer dijo...

ANGEL - Quien no viaja ahora es porque no quiere. Los viajes se pagan a plazos y si no hay cargas familiares, ancha es Castilla. Yo regreso en 4 meses.

El Pensador dijo...

El toque ambiguo no falta nunca en las deidades de la santería. Por ejemplo oshun, que es la Orisha de las aguas dulces, de la sensualidad, la coquetería, la sexualidad femenina, el amor, la fertilidad al mismo tiempo se le pide por el hombre que uno desea para una relación seria y que uno quiere con seriedad mas allá de lo puramente carnal.

Stultifer dijo...

PENSADOR - Oshún a veces está en otros menesteres.