jueves, 13 de octubre de 2011

Cuba - En Partagás me colé

Allí me planté y en Partagás me colé. Con intención de abonar la tasa de entrada (10 CUC, 7,50 €) era como que nadie me hacía caso. ¿Qué pintaba un españolito solitario allí, si eso está destinado a grupos de turistas? Qué bien. Turistas, grupos, unión, entrada gratuita. Prohibido hacer fotos.

Partagás es la cuna de los Cohiba, Romeo y Julieta y otras maravillas en tabaco para los amantes del humo. La visita es sorprendente ya que se ve cómo artesanalmente se realizan todos y cada uno de los miles de puros que exporta Cuba al resto del mundo. Pero mi interés en Partagás no era la fabricación de los puros, sino el lector. Fue en el interior de estas paredes, alrededor de 1865, que apareció un nuevo tipo de tabaquero. Se trataba del «lector», que tenía la importante misión de leer en voz alta periódicos y novelas a los torcedores de cigarros, mientras trabajaban. La primera aparición del lector en las fábricas fue muy apreciada por los trabajadores, y llegó a ser considerada una especie de derecho social y cultural. Ahora se intenta que esa figura sea declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, y en ello andan. Pero no llegué a verlo, ya que su horario es de una hora y empieza a las 9 de la mañana. Posteriormente cambia el sonido de fondo y alternan son cubano con reggeton y noticias de la radio.

El blog del día: Viva la sopa

8 comentarios:

El Pensador dijo...

En mi pueblo, Stultifer, hay una fabrica de tabacos...y ahí también hay lector. Todos los días pasaba por el lado que da a la calle, pues era mi recorrido habitual, y en muchas oportunidades pude escuchar alguna de las lecturas: noticias del periódico, alguna novela, informaciones o anuncios que debían conocer los tabaqueros, etc.
A pesar de la radio es algo que no ha decaído en Cuba.

Stultifer dijo...

PENSADOR - Conocí la figura del lector en un documental y me llamó mucho la atención. Me hubiera gustado escucharle, pero ya sabes... todo tiene su horario y yo llegué en tiempo de radio.

dijo...

GRACIAS por añadir SAL la SOPA


Stultifer dijo...

MO - Todo un placer.

Ronronia Adramelek dijo...

Qué buena la figura del lector, es buenísima. Seguro que tú también lo has pensado alguna ¿verdad? que ojalá te pagaran por leer. Claro está que siempre que nos imaginamos un trabajo así, fantaseamos con uno en el que leyéramos lo que quisiésemos, o al menos yo lo hago. Otras veces pienso que si me pagaran por leer cosas distintas de las que me gustan también podría resultar enriquecedor, pero luego me veo leyendo sobre las flores de Bach y me dan pampurrias.

Stultifer dijo...

RONRONIA - Aunque parezca mentira, me pagan por leer a mi también.

Observatorio Gay Granatense dijo...

Me has recordado la figura del "lector" en los conventos de clausura, el hermano o hermana que, en el refectorio, ese día no come, mientras lee textos al resto de los miembros de la comunidad, que sí comen...¡menos mal que es un puesto rotativo, jejejejeje!

Stultifer dijo...

OGG - El lector de la fábrica de tabacos estaba pagado en la antigüedad por los propios trabajadores. Ahora es la empresa quien le abona los honorarios. Pequeños, eso sí.