domingo, 16 de octubre de 2011

Cuba - Ferrocarriles

La estación central de La Habana sorprende. Pedazo de edificio, años atrás majestuoso y que actualmente ha seguido la moda de todos los edificios de la Habana Vieja y está en su periodo de declive y descomposición por falta de pequeños arreglos o grandes restauraciones. Es considerada como un Monumento Nacional, por sus grandes valores arquitectónicos e históricos. El edificio, de estilo ecléctico, posee cuatro plantas y un entresuelo. En su fachada principal, por la calle Egido, se destacan dos elevadas torres que llevan representados los escudos de Cuba y La Habana, respectivamente. Se ha escuchado, leído o rumoreado que pasará a convertirse en Museo del Ferrocarril. Pero de eso no estamos muy seguros.

El blog del día: Arquitectura Cuba

7 comentarios:

El Pensador dijo...

Que diferente tu mirada y la mía. Cuando paso cerca de esta estación o miro esta foto solo recuerdo las horas sin termino que me echaba para comprar un boleto y poder viajar a mi casa.

Z dijo...

Y a mí que lo que me llama la atención es la pose del chico del final de la escalera, que está ahí luciendo el trasero y a mí no me engañas, Stulti, que has estado esperando ese momento para hacerle la foto, bribón!, jajajajaja.

Observatorio Gay Granatense dijo...

La verdad que en este caso no hace falta irse a CUBA para aquello mismo que denncias, es decir, las estaciones de ferrocarriles siempre suelen ser majestuosas obras arquitectónicas, de cualquier ciudad, pero están todas hechas una pena, no sé si es por dejadez, como dices, o por el trasiego de gente... a pesar de que son edificios muy bellos, por lo general...

Stultifer dijo...

PENSADOR - Me llamó la atención la gran cantidad de personas que estaban allí esperado y esperado. Me hablaron de la poca calidad de los viajes en tren (quise probar un viaje corto pero mis acompañantes se negaron rotundamente). La falta de buenas comunicaciones en la isla es algo que debería mejorar. Entre otras cosas.

Z - Justo el clic me dije a mí mismo: "Vaya, ha tenido que moverse el tipo". Pero no voy a mentirte. Tengo fotos preciosas de chicos estupendos hechas en la calle, los bares. Vaya. Sigo enfermo del recuerdo. ¿Hay algo para olvidar?

OGG - Eso no lo dirás por las nuevas estaciones... Pero tiene su punto de verdad. Son lugares de paso, de besos fríos y refugio de pecados.

Uno dijo...

Y ¿yo por qué no la conozco? Con lo que me gustan a mi las estaciones.

Ronronia Adramelek dijo...

Es oir hablar de una estación en decadencia y acordarme de la de Canfranc y de los miles de veces que han empezado a hacer algo allí y que al final han quedado en agua de borrajas.

¿Se comen borrajas allí donde tú vives, por cierto? ¿Y bisaltos?

Stultifer dijo...

UNO - Allí, junto a la antigua muralla y el puerto...

RONRONIA - La estación de Canfranc me maravilló cuando la vi con 13 años. Las borrajas he comido por la procedencia navarra familiar. Los bisaltos los he conocido en Fraga (Huesca). En Málaga, pescado frito, ajoblanco y berza.