miércoles, 28 de mayo de 2008

Escalera de cada día

Y líbranos del mal. Amén

El blog del día: Carnucismo

11 comentarios:

El Principe dijo...

así sea.

Javi dijo...

Igualita, igualita que la del patio de vecinos donde vivía mi abuelita.

Jaime Noguera dijo...

Uf, durante un segundo he creido que era una escalera croata.

Llámame, Stulti, estoy algo aburrido, sensible, no se... será que necesito caricias y besitos y claro, estando tan lejos la colombiana...

BIRA dijo...

De todos los males, que son muchos, variados y mutantes.

The sea, the sky, the dust dijo...

con lo borracho que suelo llegar a casa si tuviera estas escaleras me meteria unos tortazos brutales.

Stultifer dijo...

el príncipe
Por los siglos de los siglos.

javi
El paisaje marroquí es muy similar al andaluz, por no decir semejante y por no decir igual.

bira
Y que nos libren de algunos buenos. Como diría alguna abuela fantasma: "Líbrame de mis enemigos que ya me libro yo de mis amigos".

The sea, the sky, the dust
El segundo golpe sería menos doloroso. De todas formas tengo escaleras de fácil caída; algunas, incluso, directas al agua.

Stultifer dijo...

jaime noguera
Ya te croata yo a tí. Tan cerca y tan lejos asustando africanos... Parece mentira.

Thiago dijo...

jaja pero cuantos son en esta casa? dios mio se van a poner morados a comer bocatas... alguien debería decirles que el pan engorda, o ya puestos, robarles las barras... Ya que tu pones "amen" citemos a la Iglesia: "Robarás el pan con el sudor de tu frente" jajaaj

Bezos

Stultifer dijo...

Thiago
Será para una merienda con amigos de los niños, bocadillos, viernes noche por si el sábado no hay. O es el del reparto que hizo una parada. O para que se ponga duro y luego hacer gazpacho.

shysh dijo...

Me gusta la foto, los cuadraditos de los escalones, el pan dejado ahí, con toda la confianza. Dices que es Marruecos? Pues el pan que yo comí era de ese planito como arenoso por fuera que es una delicia.

Stultifer dijo...

shysh
El pan que tu probaste es ácimo, sin levadura. También hay barras. La levadura y el integralismo llegan a todas partes.