viernes, 20 de agosto de 2010

Blanco por dentro, blanco por fuera

Blanco por dentro y también, aunque aún no se sabe cómo de blanco, por fuera. Los cuatro edificios del Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer de Avilés (Asturias) ya están construidos, pero no acabados. Y así, con su desnudez de hormigón y cables, se les va a poder conocer en una serie de jornadas de puertas abiertas y visitas guiadas, a partir del sábado, a las que se han apuntado más de 2.000 personas.

Estas visitas son una curiosa forma de acercarse a un edificio, más aún cuando se trata de uno de los arquitectos vivos más reconocidos. Algo así como acudir a visitar un monumento. "Impresionará ver el auditorio sin la caja escénica, con zonas sin terminar... Esas tripas que no se suelen ver de los edificios", señala Roberto Alonso, uno de los arquitectos que lleva a cabo el proyecto del brasileño.

5 comentarios:

emejota dijo...

Qué interesante, ya no me queda tiempo y ando medio manca, pero lo tendré en cuenta cuando vuelva por aquí. Un abrazo.

Sr. Shysh dijo...

yo me apuntaba ya. niemayer es un genio +

Stultifer dijo...

EMEJOTA - Con tranquilidad...

SHYSH - Yo iría, sin dudarlo. me encantan las estructuras y los continentes.

Thiago dijo...

Ah, leí un reportaje ayer en EL PAIS o en LA VOZ, pero no ví las escaleras, hablaba más bien de las lámparas, jaja

Bezos.

Stultifer dijo...

THIAGO - A partir de ahora se harán reportajes de cada uno de los elementos arquitectónicos del edificio. Es una belleza.