martes, 13 de abril de 2010

La medina de Fes

Abril es un buen mes para recorrer la medina de Fes. Buena temperatura, poco agobio de turistas, tranquilidad total que incluso da tiempo a enviar postales. En la mano llevo una de los curtidores de pieles. Esta vez no los visité. Preferimos recorrer algunas de las rutas que van señaladas por las calles, en un intento municipal de que el visitante no se pierda por las callejuelas. El lugar corresponde al Palacio Mnebhi situado en la ruta de Palacios y Jardines Andaluces. Su uso actual es de restaurante marroquí.

Ante tanta belleza en decoración y contraste de las calles nos quedamos colgados, tal y como esta escalera: ni se apoya en el suelo ni llega a ninguna parte.

A diferencia de ésta del restaurante de una mesa, que puede ser ocupada por 5 o 6 comensales individuales o una familia. La cocina, arriba. Como elementos decorativos, la gran y repetida foto de Fátima, la hija de Mahoma y su prima con la Meca al fondo (si bien es cierto que no es del todo exacta esta información...), y un lavabo para el aseo de las manos a utilizar antes de comer. Sobre el, un cuadro con la foto del rey de Marruecos, imagen obligatoria en todos los establecimientos públicos.

Y a pesar de que el territorio del país del norte de África es amplio, sus viviendas están apiñadas y resultan ser bastante pequeñas. Por lo menos éstas a las que se accede a través de las estrechas escaleras. ¿Cabe una nevera por ahí?

Las escuelas coránicas, junto a las mezquitas, son edificios sobrios, decorados y se dedican a la enseñanza del Corán. Como nota adjunta os cuento que hay, llegando la cercanía del Ramadam, un gran concurso televisivo, tipo Operación Triunfo, de chicos cantores del Corán (El Corán no se lee, se canta) y los favoritos son siempre alumnos de Fes y Marrakesh, ambas ciudades muy religiosas. Hombre, a mi me paró un muchacho por la calle, al que la faltaba uno de cada dos dientes, y el que tenía estaba enegrecido por caries y falta de vitaminas, para decirme algo inentendible que al traducirmelo significaba lo importante que sería para mi vida hacerme musulmán. Yo le recomendé (aunque tarde y lejos) que yo me haría musulmán si él acudía al dentista.

10 comentarios:

Thiago dijo...

Siempre había leído FEZ, supongo que esto te da ocasion para que nos expliques pq es FES y no FEZ.

Desde luego te cundió la visita, claro que tal como estaba la piscina.... no me extraña que te fueras de excursiones y mazo de escaleras que ya iba siendo hora de que aportararas tú alguna, ajaja


Bezos

Stultifer dijo...

THIAGO - Se llama Fes en francés, y Fez en Árabe, y suena Fas. Es la tercera ciudad de Marruecos, después de Casablanca y Rabat, con una población de 1.300.000 habitantes según el censo de 2008.

Winnie0 dijo...

Fes, Fed o Fas ....sea como sea tengo que ir...bss

Stultifer dijo...

WINNIE - Aprende a regatear o te enseñarán allí mismo.

Adrianos dijo...

ignorante de mi, no conocía la ciudad... habrá que ir. Me llevaré la nevera-bolso :-P

theodore dijo...

¿La comida del mini restaurante era mini tambien? Y lo bueno de la estrechez de la entrada de la casa de la foto siguiente es que te obliga a mantener la línea mientras te dure el alquiler :-)

Stultifer dijo...

ADRIANOS - Hay muchas ciudades que no conocemos. Por eso mismo, cuando las visitamos quedamos encantados.

THEODORE - Te aseguro que en ninguno de esos mini restaurantes son escasos en cantidad. Incluso alguno tiene moscas.

Jauroles dijo...

Otra ciudad que visitar,... y ya he perdido la cuenta.

Saludos.

Stultifer dijo...

JAUROLES - no hagas una lista. Empieza a visitarlas

Tani dijo...

Fes es impresionante, llena de colores, imagenes y detalles peculiares y bellos.
Un beso